el circo

EL CIRCO

Representación cultural de espectáculos

EL CIRCO es una representación cultural que cuenta con una larga historia y tradición desde hace varios siglos. Su origen se remonta en la historia a más de tres mil años atrás y nos lleva a Mesopotamia, donde ya existían personas que se dedicaban a la ACROBACIA, CONTORCIONISMO y EQUILIBRISMO. En el pasado, estas prácticas formaban parte de los actos religiosos y bélicos.

En la Grecia Clásica y en el Antiguo Imperio Romano, la sociedad buscaba diversión y entretenimiento, por lo que se le daba otro sentido a dichas prácticas, sustituyendo de este modo lo religioso y bélico. Se presentaban ante un público con un fin cultural y pasatiempo, buscando la diversión de los asistentes. La acrobacia, el contorsionismo y el equilibrismo, entre otras prácticas, eran valoradas como un servicio cultural de presentación parecido al Teatro y con el tiempo iba diferenciándose por su carácter propio.

Durante las distintas generaciones se seguían los cambios y transformaciones, sobre todo a partir de la Edad Media. LOS ESPECTÁCULOS que anteriormente formaban parte de festejos especiales se convertían en presentaciones ambulantes que visitaban los pueblos una vez al año. Con el tiempo, se convirtió el circo en la presentación tal como la conocemos hoy en día, una gran carpa o tienda de campaña con una pista de arena en el centro donde se presentan los distintos espectáculos, un pasillo de entrada y, alrededor, una tribuna donde se puede acomodar el público. Durante la presentación que incluye acróbatas, payasos y animales, el espectador se ve trasladado a un mundo mágico en el cual se olvida por un momento de la realidad.

Los artistas que participan en el circo se inician en este arte desde muy temprana edad. Hay dos tipos de participantes en el circo. Por un lado, están aquellos que viven en el circo como si de una comunidad o familia se tratara. Algunas de esas personas que viven en y por el circo forman dentro de él su propia familia, casándose y teniendo hijos, que luego son educados en el arte del espectáculo. Por otro lado, están aquellos que estudian para convertirse en artistas asistiendo a una escuela especial donde forman los acróbatas para luego poder participar en los espectáculos de los distintos circos que vienen a la ciudad donde viven, teniendo estos segundos su residencia fija.

Incluso, se han formulado leyes que con el tiempo se han ido cambiando con respecto al espectáculo del circo. Hay algunas que ya prohíben la participación de animales en ellos por el supuesto maltrato que supone sacarlos de su hábitat original llevándolos de un lugar para otro donde son educados para presentar su propio espectáculo ante el público que los adora y alaba.

Lo que sí es cierto es que detrás de una presentación de los espectáculos que ofrecen los distintos circos, se esconde un gran entrenamiento y una aún mayor disciplina por parte de los artistas. Desde muy jóvenes se pasan día tras día varias horas al día entrenándose para poder llegar a ser aquellos artistas que sacan una sonrisa, un asombro, así como una gran admiración y aplauso del público, que pasa un tiempo trasladado al mundo mágico en el que todos vuelven a ser niños por unos momentos.

El circo es un mundo mágico capaz de atrapar la atención de grandes y pequeños que nos devuelve los sueños olvidados. Aunque también es cierto que ha sufrido un retroceso por culpa de la crisis económica. No obstante, sigue siendo hoy en día una representación cultural a nivel mundial.

el circo

el circo

el circo

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: