fotogarfia

Durante la excavación de la montaña Mammoth en la República de Saja se descubrió un poblado de los Yakutos, un pueblo turco que sin saberlo habían estado consumiendo una bacteria llamada Bacillus F, conocida también como "de la vida eterna". Los científicos comprobaron que se había mantenido viva más de 3,5 millones de años en los hielos eternos y que los habitantes de este lugar la consumieron con el agua y por una extraña razón vivieron muchos años más que la gente normal de la época.

fotogarfia

El científico ruso Anatoli Brushkov primero realizó experimentos con moscas y ratones que dieron resultados satisfactorios por lo que decidió inyectarse el microorganismo y hasta hoy asegura estar más fuerte y después de dos años no ha tenido ninguna enfermedad. De momento no se sabe si puede haber efectos secundarios, de momento el científico "conejillo de indias" asegura que el impacto en su sistema inmunológico ha resultado positivo.

fotogarfia

El próximo paso a seguir será probar el experimento en condiciones controladas para conocer perfectamente todas las reacciones y efectos de la bacteria. El científico, después de dos años, asegura que su salud está en óptimas condiciones: "Tenemos que averiguar cómo esta bacteria previene el envejecimiento, averiguar también como podemos mantener el organismo vivo y cómo poder utilizarlo para nuestro beneficio", ha comentado Anatoli Brushkov. Ahora solamente queda esperar las nuevas investigaciones que se realizarán seguramente con personas voluntarias.

fotogarfia

fotogarfia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: