figura escuoltorica

escultura de angel

¿Por qué creemos ver fantasmas?

La aparición de formas humanas al reflejarnos en un espejo o ventana puede deberse al esfuerzo del cerebro por construir dichas formas por interpretar que falta información alrededor de nuestro rostro. Estar exhausto, drogas, alcohol, 'engaños' provocados por luces y sombras... son otros motivos que conducen a este tipo de visiones. La visión de figuras fantasmales puede tener varias explicaciones, según la ciencia.

Si tu perro está inquieto sin razón aparente…quizá lo único que sucede es que está oyendo una onda de sonido que tu cuerpo no está capacitado para escuchar. Los humanos sólo podemos oír las ondas de entre 20 y 20 mil Hertz, pero existe una gran variedad de sonidos que están por debajo de los 20 y que nosotros no podemos escuchar. El famoso silbato para perros que es imperceptible para nosotros es un ejemplo de eso. Al igual cuando sientes que te jalan los pies o te los tocan, la ciencia tiene una explicación, el Síndrome de Piernas Inquietas o Síndrome Ekbom. Como otros aparentemente inexplicables en el cuerpo, el cerebro juega un papel importante en este síndrome.

La ciencia también ha explicado el famoso caso repetitivo de los objetos que se mueven ya que Según un estudio divulgado por el National Center for Biotechnology Information en 2009 la razón científica para aquellos que perciben movimientos en cosas de manera inexplicable sería la exposición a mohos y micro toxinas. La investigación reseña que en construcciones dañadas por el agua y con humedad por largos periodos de tiempo se generan micro toxinas que al respirarse continuamente afectarían el correcto funcionamiento del sistema nervioso, ocasionando trastornos neurológicos que afectan el equilibrio la coordinación y la percepción.

Las personas que aseguran haber visto fantasmas, las entendemos como personas fallecidas que se aparecen ante sus ojos. Y no sólo personas anónimas, algunas célebres figuras como Winston Churchill o Arthur Conan Doyle contaban que habían experimentado ante sus ojos estas apariciones. ¿Existe alguna explicación a esto? La ciencia da varias. Algunas experiencias paranormales son fácilmente explicables, según recoge David Robson en BBC. Sufrir daños en ciertas regiones del hemisferio derecho del cerebro o ciertas formas de epilepsia están detrás de que haya gente que, efectivamente, cree haber experimentado un poltergeist en su hogar o cree haber visto sombras frente a ellos. Las experiencias extra corporales son hoy aceptadas como un fenómeno neurológico, mientras que determinadas ilusiones ópticas podrían confundir, incluso, a un cerebro sano. Estar exhausto, drogas, alcohol, 'engaños' provocados por luces y sombras... son otros motivos que conducen a este tipo de visiones, que podrían explicar, por ejemplo, la del mencionado Churchill, que aseguró haber visto y hablado en la Casa Blanca al fantasma de Abraham Lincoln. El reflejo de formas humanas en una ventana también puede tener una explicación.

El psicólogo italiano Giovanni Caputo comenzó a estudiar cómo era posible que él mismo viese, al lado de su reflejo, la figura de un anciano canoso reflejado en una de las ventanas de su casa. La respuesta fue que el cerebro trata de rellenar la información que cree que falta construyendo formas alrededor de nuestro rostro. Los psicólogos que estudian estas apariciones desde el punto de vista de lo religioso sospechan que lo paranormal puede ser un escudo ante verdades mucho más duras de los rodea al sujeto. Cuando sucede algo inesperado y traumático, como una muerte o un desastre natural, el cerebro trata de codificar la información y dar una respuesta en plena situación de caos. En ambos casos, las respuestas pueden estar relacionadas con algo real, pero no ser reales, de ahí la creencia de que se puedan tener experiencias paranormales. Adam Waytz, psicólogo de la Northwestern University de Illinois, se apoya en la anterior hipótesis. "Muchos rechazan que lo que ocurre a su alrededor y que el universo es azar, y prefieren buscar respuestas en lo paranormal". Tapani Riekki, de la universidad de Helsinki, en Finlandia, explica que esto hace que haya personas mucho más sugestionables que otras ante este tipo de fenómenos. El propio Riekki ratificó su teoría comparando las respuestas de creyentes en fantasmas y no creyentes con un escáner cerebral. Algo que la Universidad de Amsterdam comprobó posteriormente con mismos resultados. Los creyentes de lo paranormal tenían mayor capacidad para 'inhibirse cognitivamente' y anular pensamientos no deseados ante extrañas coincidencias y sucesos con poca lógica. "Mientras que los escépticos tienden a reír o pensar que es una coincidencia, los creyentes sustituyen lo lógico por respuestas ambiguas, pero igual o mayor confianza que los escépticos".

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: