magnetismo

Ciencia, imposición de manos, Reiki

La ciencia sigue estudiando el Campo Energético Humano a través de calificados científicos de todo el mundo. Desde hace tiempo se sabe que las células y los tejidos generan un campo eléctrico que puede medirse en la superficie de la piel. Las leyes de la física afirman que cualquier corriente eléctrica genera un campo magnético correspondiente en el espacio. Sin embargo se da el hecho de que estos campos magnéticos son pequeñísimos para ser detectados, los científicos asumieron que dichos campos no podían tener una importancia fisiológica.

Cambios

Pero esta situación empezó a cambiar en 1963.Gerhard Baule y Richard Macfee, del Departamento de Ingeniería Eléctrica. De la Universidad de Siracusa. Siracusa NY., detectaron el campo biomagnético proyectado por el corazón humano, utilizando dos electroimanes de 2 millones de vueltas de hilo cada uno, conectados a un amplificador extremadamente sensitivo. En 1970, Cohen, había mejorado la sensibilidad de su aparato, lo que le permitía medir los campos magnéticos producidos por la actividad del cerebro alrededor de la cabeza. Luego se descubrió que todos los tejidos y los órganos producen pulsaciones magnéticas, que son ahora conocidas bajo el nombre de campos biomagnéticos.

imagina

Los exámenes tradicionales como; el electrocardiograma y electroencefalograma se completan ahora por exámenes biomagnéticos, llamados magneto cardiogramas. Por diferentes razones, el estudio del campo magnético alrededor del cuerpo, da indicaciones más exactas sobre la fisiología y la patología que el estudio del campo eléctrico. La patología altera el campo biomagnético, en los años 20 y los 30, Harol Saxon Burr notable investigador de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, comentaba que se podía detectar las enfermedades en el cuerpo energético antes de la aparición de los síntomas. Tenía el convencimiento de que se podría evitar las enfermedades alterando el campo magnético.

Conceptos

La exposición de estos conceptos, que entonces parecían demasiado peregrinos, es hoy confirmada por los laboratorios de investigación médica en el mundo entero. Los científicos utilizan aparatos Squid para elaborar cartas de las alteraciones del campo magnético alrededor del cuerpo debido a las enfermedades. También se aplican campos magnéticos pulsantes para estimular curaciones. Antes; personas dotadas de una alta sensibilidad, han descrito estos fenómenos desde tiempos inmemoriales, pero no existía una explicación lógica para describir estos procesos. Ciertamente, la proyección de energía por la imposición de manos por; curanderos-terapeutas.

el hombre

Al principio de 1980, el Dr., John Zimmerman, empezó una serie de estudios sobre el toque terapéutico, utilizando un magnetómetro Squid, en la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado, en Denver. Zimmerman hizo el descubrimiento que, un enorme campo biomagnético pulsante emanaba de las manos de un practicante de toque terapéutico.

La frecuencia no era estable, sino que; barría sobre un segmento de 0,3 a 30 Hz (ciclos por segundo), con una parte importante de su actividad al rededor de 7 – 8 Hz. Las pulsaciones biomagnéticas de las manos están en la misma frecuencia que las ondas cerebrales barren constantemente todo el segmento de frecuencias terapéuticas, estimulando de esta forma la curación en todo el cuerpo.

He ahí la explicación lógica, de cómo funcionan las terapias de imposición de manos y toques terapéuticos, con una base enteramente científica, empleadas en el Reiki y en otras terapias de la medicina alternativa. El cultivo de la meditación, hacer el bien sin mirar a quien, la caridad, la bondad y el respeto de la inteligencia espiritual, potencian sobre manera la calidad de estas terapias.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: