El Cielo digital

El Cielo Digital


El Cielo digital. Si tuvieras la oportunidad de vivir para siempre, ¿la tomarías? Los obstáculos para mantener tu cuerpo con vida indefinidamente todavía parecen insuperables, pero algunos científicos creen que existe otra posibilidad a través de la tecnología digital: crear una copia digital de tu "yo" y mantenerla "viva" en línea mucho después de que tu cuerpo físico haya dejado de funcionar.


El Cielo digital. En efecto, la propuesta consiste en clonar una persona electrónicamente. A diferencia de los conocidos clones físicos, que tienen características idénticas a sus parientes, pero que son organismos totalmente independientes con una vida consciente propia, el clon electrónico se creerá que eres tú.


El Cielo digital. ¿Cómo puede ser posible? El primer paso sería trazar un mapa del cerebro humano. ¿Cómo? Uno de los planes se basa en el desarrollo de la nanotecnología. Ray Kurzweil, uno de los profetas de la inteligencia artificial, predice que dentro de dos o tres décadas tendremos neurotransmisores que podrán ser inyectados en el torrente sanguíneo. En los capilares del cerebro, se alinearían junto a las neuronas y detectarían los detalles de la actividad electrónica cerebral. Serían capaces de transmitir esa información a un receptor dentro de un casco especial, así que no habría necesidad de ningún cable que sobresalga del cuero cabelludo.

El Cielo digital

El Cielo digital. Como siguiente paso, Ray Kurzweil también predice que los nanotransmisores podrán conectarte a un mundo de realidad virtual en Internet, similar a lo que se muestra en la película 'Matrix'. Con los nanotransmisores en su lugar, sólo con el pensamiento podrías iniciar sesión en Internet y las imágenes aparecerían dentro de tu mente y no en una pantalla.


El Cielo digital. Para Ray Kurzweil este sería, literalmente, el cielo. Una vez que cargues tu cerebro por Internet e inicies sesión en ese mundo virtual el cuerpo podrá descomponerse, mientras que tu yo virtual continúa jugando Counter Strike para siempre.


El Cielo digital. Generaciones de cristianos creían en Cristo en parte porque su resurrección implicó la promesa de que nosotros también podríamos disfrutar de la vida después de la muerte. Pero ¿por qué esperar hasta la segunda venida de Cristo cuando con una inyección de nanobots y cargando tu cerebro a Internet seguirás viviendo como un surfista virtual inmortal? ¿Quién necesita la fe cuando se tiene la banda ancha?

El Cielo digital

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: