Chollos que salen caros

CHOLLOS QUE SALEN CAROS


Las ofertas son CHOLLOS y muchas veces es rentable. Pero en el mundos de los chollos no todo son chollos.

Los bancos

Cada año nos bombardean. La competencia es feroz. Las entidades bancarias se superan para que caigamos en sus manos. Los regalos de los bancos por domiciliar las nóminas suelen ser: vajillas, baterías, televisores… un sinfín de regalos. Pero, ¿realmente son regalos? Estos REGALOS se consideran pago en especie por la Hacienda pública y están sujetos a un IRPF del 21% de su valor. Pero, ahí no acaba la cosa. La firma de la recepción del regalo es un pequeño contrato. Recuerden leer la letra pequeña y verificar las condiciones de la cuenta, las comisiones, y si te obligan a contratar tarjeta de crédito no gratuita. 

Premios y sorteos

Los establecimientos que por hacer una compra te ofrecen un regalo o la posibilidad de participar en un sorteo, crecen como la espuma. Cuidado. Antes de comprar debemos comprobar que el producto no tiene un sobreprecio. Este es el método clásico. Así, la empresa recupera el importe del regalo. Si el precio es de más de 300 euros, el regalo pasa a ser venta abusiva. ¿Por qué? Repito: Todos los premios están sujetos al pago del 21%. Y si, además, te cobran los gastos de envío y la llamada fue a un número 807: mejor que no te regalen nada.

Las ofertas de los súper

En esta ocasión sí que sale rentable. No tiren cohetes todavía. Un estudio de la OCU desvela que las ofertas sólo suponen un 2% de la compra. Este mismo estudio afirma que es mejor ir a un súper que siga siempre una política de precios bajos.

CHOLLOS: CHOLLOS QUE SALEN CAROS

CHOLLOS QUE SALEN CAROS

CHOLLOS QUE SALEN CAROS


Unificar la factura de luz y agua

La cuestión es seguir ideando tretas para engañarnos. Muchas compañía ofrecen unos descuentos que van desde el 5% al 50%. Ustedes dirán, ¡tremenda diferencia! No. Para el caso es igual. Los descuentos sólo se aplican sobre los términos fijos. ¿Qué es esto? Esto supone un ahorro máximo de 50 a 65 euros al año. ¡Qué bien si a cambio no te obligaran a contratar el mantenimiento de las instalaciones, lo que supone unos 125 euros al año! En fin, seguimos.

Outlets online

Los productos están rebajados. Sin trampa ni cartón. En serio. Los problemas aparecen al devolver cualquier artículo: los gastos de devolución los asume el comprador y no son reembolsables. Total, que si sumamos los gastos de ida y los gastos de vuelta, nos hubiera salido más barato comprar los zapatos en la zapatería de al lado. Al menos, tendríamos zapatos y podríamos haber evitado poner esa cara de tonto que nos fastidia tanto.

Fotos:

http://desmotivaciones.es/664254/Esa-cara-de-tonto

CHOLLOS: CHOLLOS QUE SALEN CAROS CHOLLOS

Chollos que salen caros

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: