chismes

EL CHISME, UNA ENFERMEDAD SOCIAL

EL CHISME es, hoy por un, un concepto bien conocido por todos, ya que está presente en todas las clases sociales y rangos de edades. El chisme tampoco entiende de sexo, ya que se presta tanto entre los hombres como entre las mujeres. Por tanto, no precisa de una definición. No obstante, lo que parece que no está tan claro, es la intromisión en la vida de otro supone, ni el daño que se está arremetiendo contra aquella persona que se está criticando y el respeto que se le está faltando. Dicho esto, el chismoso no se respeta ni a sí mismo.

EL CHISME es característico de todas aquellas personas envidiosas, insatisfechas con su propia vida y de aquellas que padecen de aburrimiento absoluto. El problema de los chismes es que, una vez que la persona se implique en los chismes, entra en un círculo vicioso creando unas novelas fantásticas de capítulos interminables del que es muy difícil de salir. Es más, la persona chismosa, bien sea voluntaria como involuntaria, pierde toda credibilidad y confianza a la hora de querer salir de este círculo o de contar algo que por una vez sea verdadero. Una persona chismosa involuntaria es toda aquella que es arrastrada por un grupo de chismosos que la incluyen en el círculo y la obligan a contar cosas aún en contra de su voluntad. Eso suele suceder habitualmente mediante engaños siendo el chismoso involuntario engatusado por otra persona chismosa.

LA CURIOSIDAD mata y la persona adicta a los chismes aplica cualquier método con tal de satisfacer la necesidad de saber de los demás. Esta curiosidad que lleva a la persona a chismorrear puede resultar, además, en adicción que se manifiesta en querer controlar la vida de otras personas.

chismes

¿Por qué acuden tantas personas a los chismes?

Las principales características de las personas chismosas son las siguientes:

  1. No disponer de vida propia (una vida vacía de amistades y actividades)
  2. La falta de oficio u ocupación (que supone tiempo de sobra)
  3. No tener una identidad propia (no tener bien definido qué es lo que le gusta)
  4. El aburrimiento y la necesidad de ocuparse en algo
  5. Ignorancia (no se dan cuenta de que no tienen vida propia ni del daño que están haciéndose a sí mismas y a los demás, víctimas de los chismes)
  6. Insatisfacción por no llevar o tener la vida que deseanIncapacidad de llevar el control de su vida y falta de organización
  7. Envidia

chismes

Consecuencia de los chismes

Los chismes suelen hacer referencia a comentarios negativos sobre otras personas, comentarios que se dispersan con mucha prisa creando mala fama de aquella persona sobre la cual se chismorrea. Esta fama puede llegar a antecederle cuando llega a lugares nuevos o desconocidos para ella y, sin comprender por qué, la suelen ver mal desde el momento que entra. Cuesta mucho tiempo y esfuerzo demostrar lo contrario, aunque se puede conseguir y se deja en mal lugar a todas aquellas personas que han difundido información que no era cierta.

Las personas chismosas no son dignas de confianza. No disponen de amigos y suelen tener un carácter infeliz, son insatisfechos con su propia vida y son, más bien, envidiosos. Sueñan de una vida que no tienen y les amarga enormemente ver que otra persona pueda tener el éxito que a la persona chismosa le falta.

Dedicarse a difundir chismes criticando a otras personas es muestra de la incapacidad de tomar riendas de su propia vida, de organizarse y buscarse un oficio. Lo más triste es que aquellas personas que viven de los chismes crean una verdadera dependencia de saber de la vida de los demás y no son conscientes del daño que se están haciendo a sí mismas. Son personas vacías con una vida vacía, sin identidad propia.

El chisme está a la orden del día, ha destruido y sigue destruyendo amistades, familias, empresas y vidas completas. Se ha convertido en una verdadera enfermedad social.

chismes

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: