fotografia

El vínculo evolutivo queda patente en el comportamiento de los chimpancés que viven en los bosques de Fongoli en Senegal que son capaces de cortar  ramas de los árboles para convertirlas en armas que utilizan para cazar. Muy diferentes de sus parientes que viven en grandes árboles de la selva, estos simios de la sabana arbolada de Senegal pasan el mayor tiempo en el suelo. Este grupo llamado de Fangali (toman el nombre del río del lugar) despiertan gran interés en la comunidad científica ya que su comportamiento difiere mucho de otros grupos de chimpancés y son estudiados muy de cerca.

fotografia

fotografia

Estos chimpancés de Fongoli rompen las ramas de los árboles y les arrancan todas las hojas y afilan la punta con los dientes. Con esta arma en la mano escalan hasta donde se encuentran las crías de gálago que son unos pequeños primates de grandes ojos que le dan visión nocturna por lo que salen de noche a comer frutos y duermen de día. Los chinpancés apuñalan a los gálagos hasta la muerte o los atrapan cuando están heridos. Son los únicos chimpancés que se conocen que cazan invertebrados utilizando una especie de lanza que se fabrican ellos mismos. También la utilizan para sacar las hormigas de sus nidos.

fotografia

fotografia

Curiosamente son la hembras mayoría las que salen a cazar aunque también algún macho. Las hembras al ser más pequeñas y débiles y al llevar siempre una cría pegada al cuerpo les ha hecho desarrollar la imaginación y recurrir a un arma que les facilite cazar con mayor precisión. Los machos respetan las capturas de las hembras que se comen la presa y alimentan a su ves a las crías, un comportamiento admirable y digno de estudio por parte le los machos de estos chimpancés.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: