novela

El chico de la flecha es la nueva novela de Espido Freire, una escritora que no me acaba de convencer. Tampoco consigue convencerme con este nuevo libro suyo que nos lleva a los lejanos tiempos del Imperio Romano.

En la Roma antigua vive el chico de la flecha, es decir, un niño romano rico que tiene un esclavo. Como son niños los dos, hacen trastadas y una de sus trastadas cambia el destino de los dos amigos. Bueno, lo de amigos habría que matizarlo porque la amistad entre un señorito y un esclavo es un cuento chino que Espido Freire creyó e hizo novela juvenil para niños mayores de 12 años.

Lo que consigue es que te dé pena el pobre Aselo, el esclavo que acaba en una cantera picando piedra porque lo acusan de cazar animales en unos terrenos privados donde su señorito, el niño Marco, casi se nos muere. Menos mal que el tío del niño Marco acaba liberando al esclavo de tamaña esclavitud porque sino hubiera seguido picando piedra como los otros esclavos menos afortunados.

No os recomiendo esta novela. Espido Freire nos lleva al siglo I d.C, en la provincia romana de Lusitania, en la que fue en aquellos años una de las capitales más importantes del Imperio Emerita Augusta. Le echa mucha imaginación a la historia y también mucho buenismo. El Imperio Romano era una brutalidad culta. No existía el buenísmo que ve la ganadora del Premio Planeta.

Me aburrió el libro. Lo terminé porque El chico de la flecha es una novela breve. No la calificaría como novela juvenil. Es más para mayores que para adolescentes porque Espido Freire mete muchas descripciones de la sociedad del Imperio Romano. Se para mucho a describir la situación de las mujeres, siempre tuteladas por hombres de sus familias. Te quedas con la sensación de que la famosa escritora quería escribir sobre una esclava y le salió esclavo el protagonista.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: