NOVELA POLICIACA que nos introduce en el misterio de un asesino en serie. Richard Montanari, el autor,  nos relata la historia de unos crimenes horripilantes y que movilizan a la policia de Filadelfia.

El caso de lo que parece ser un asesino en serie reúne en la policía de la ciudad de Filadelfia a dos detectives de homicidios completamente distintos, que uniran sus fuerzas para cazar al asesino y descubrir que le impulsa a matar de una forma tal crúel.

Por una lado el veterano detective Kevin Byrne, veterano curtido en las calles de Filadelfia, y que lleva una cruzada personal contra los predadores sexuales de niños, que le lleva a perseguirlos incluso en sus horas libres. La otra detective Jessica Balzano, acaba de llegar a homicidios desde trafico, ilusionada por el ascenso pero también con miedo escénico.

Mientras se están presentando llega el aviso del hallazgo de un cadáver, que se encuentra en el sótano de un edificio abandonado, en las afueras de la ciudad de Filadelfia. Al llegar descubren el cadáver de una chica joven, con uniforme de un colegio católico, sentada sobre el sucio suelo, los brazos rodeando una columna que intenta imitar a una columna clásica, y para su horror comprueban que le han atornillado las manos en actitud orante. La sospecha de un asesino con motivaciones religiosas se ve confirmada por los datos de la autopsia, en la que encuentran que la chica tiene la vagina cosida con hilo negro y en forma de cruz. Las investigaciones comienzan en el colegio de la chica, el vecindario y sus amigas.

En poco tiempo aparece otro cadáver, de otra chica muy joven, alumna de otro colegio católico, aparece muerta en el parque Bartram, y el asesino ha escenificado esta muerte como la de la anterior muchacha. Otra de las señas del asesino es el rosario que deja en las manos de las victimas. Al verlos la detective Balzano ve que faltan cuentas de los mismos, y han de averiguar que significa este hecho. El misterio de los crimenes sacude a la ciudad de Filadelfia, la motivación religiosa de los mismos hace que sean más dificiles de solucionar.

Ante la ciudad un asesino en serie con motivaciones religiosas según las pistas que tiene la policía, y para detenerlo dos detectives con sus propios demonios personales.

Esta novela de misterio tiene una trama policiaca que engancha, aunque es una historia de ficción, el tema actual de la pederastia lo convierte en una historia muy real.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: