La chica en el tren

La Chica en el Tren

 

Desesperada por encontrar vidas más plenas que la suya, una solitaria residente de Londres imagina la historia de una pareja que sólo ha vislumbrado a través de la ventana del tren en el interesante debut literario La chica en el tren (The Girl on the Train), de la escritora estadounidense Paula Hawkins, en el que la línea entre la verdad y la mentira cambia constantemente como el balanceo de un tren.

La chica en el tren nos muestra a Rachel Watson, una mujer joven divorciada y alcohólica, que aún está perdidamente enamorada de su ex marido, Tom. Ella toma el mismo tren todos los días en Londres para llegar a su trabajo sin futuro, mismo que pierde después de una de sus tantas borracheras. Continuando su viaje diario para mantener las apariencias con su compañera de habitación, Rachel siempre le presta especial atención a una pareja, a quienes apoda "Jess y Jason", que viven una vida aparentemente idílica en una casa cerca de su domicilio anterior.

En La chica en el tren la tensión sube cuando Rachel observa un acto de infidelidad de uno de los miembros de la pareja, seguido poco después por la noticia de que Jess, cuyo nombre real es Megan Hipwell, ha desaparecido. Y la protagonista se ve obligada a compartir su secreto, viéndose enredada en la investigación policial, que se centra en el marido de Megan, Scott.

Para complicar aún más las cosas en La chica en el tren, está el hecho de que Rachel tiene un vago recuerdo de la noche en que Megan desapareció, ya que estaba borracha. Cree haber pasado por la casa Hipwell y haber visto algo que no puede recordar. Hawkins se mueve a la perfección entre la historia actual de Rachel mientras la investigación sobre la desaparición de Megan se profundiza. Rachel también tiene recuerdos de una mujer llamada Anna, la mujer por la que Tom dejó a Rachel. Pero ¿Por qué? ¿Qué tiene que ver Rachel con todo esto?

En La chica en el tren, incluso los lectores más astutos quedarán desairados cuando la autora vaya develando los hechos, y dejando al descubierto la dura realidad de los vínculos ineludibles entre el amor, la obsesión y la violencia.

En definitiva, La chica en el tren es una fantástica novela llena de misterio donde nada es lo que parece. Una novela muy recomendable.

 

La chica en el tren

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: