CHÍA, LA SEMILLA PRODIGIOSA

 

Ningún alimento puede sustituir a una alimentación equilibrada y sana, sin embargo, como complemento, las semillas de chía ofrecen inmensas cualidades saludables. Pero, ¿qué tienen estas semillas para que sean tan beneficiosas?.

Lo primero a tener en cuenta es su fortaleza, en una semilla tan pequeña existen múltiples virtudes. En cien gramos de semillas de chía podemos encontrar un 20% de proteínas, un 33% de aceites de los cuales el 64% son Omega 3, un 42% de hidratos de carbono y un alto contenido en fibra, calcio, hierro, niacina (B3), tiamina (B1) y riboflavina (B2). Además, su proteína es facilmente digerible y su fibra es soluble.

Su consumo es recomendado tanto para niños y adolescentes como para adultos ya que proporciona energía y aumenta la fuerza y la resistencia.

La combinación de la proteína completa, las vitaminas, los minerales y el equilibrio del azúcar en la sangre trabajan juntos en pos de una energía constante. Además, para aquellas personas con problemas de peso, mantiene la sensación de saciedad durante horas y favorece el tránsito intestinal.

Además de todo esto, es apta para celíacos ya que no contiene gluten. También es un buen complemento nutricional para los diabéticos pues regula los niveles de azúcar en sangre, retardando el proceso por el cual las enzimas digestivas descomponen los hidratos de carbono y los transforman en azúcar. De este modo, al equilibrar el azúcar en la sangre, se reduce el riesgo de diabetes de tipo 2.

Su uso en la cocina admite múltiples posibilidades. Se puede agregar a batidos, yogures, pasteles, panes y no modifica el sabor de la comida.

semillas

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: