El chapo que ya nos han contado estrena en Univisión, super serie

Esta noche se estrena la serie EL CHAPO, súper serie, que según Univisión “presenta las jugarretas a las que apeló uno de los criminales más infames de la historia reciente para lograr ser ‘un patrón’ del narco. ‘El Chapo’ explora tres décadas de su vida, desde 1985, cuando era un miembro de bajo nivel del cártel de Guadalajara, su ascenso al poder y su última caída”

Esta historia es protagonizada por el mexicano Marco de la O, un actor que sin duda logró características físicas muy similares al del narcotraficante y que al parecer dará una actuación bastante destacada.

El chapo que ya nos han contado estrena en Univisión, super serie

Lo único que queda sobre el tintero, y es algo que ya se ha hablado mucho, es la producción de este tipo de contenidos, que más allá de retratar historias llenas de sangre que han marcado la historia de diferentes países, son series que no generan ningún tipo de reflexiones, no son historias sobre personas que ‘equivocaron el camino’, sino que se convirtieron en mercenarios que llenaron de sangre a todo un país. En este caso, El Chapo, quien ha sido uno de los personajes más negativos que ha tenido México y que logró permear a muchos países de Latinoamérica.

¿Qué le aporta esta serie a la industria de la televisión? No creo que sea mucho, es una historia que ya ha manoseado varias veces Telemundo en su serie El señor de los cielos y más puntualmente en El Chema, serie que sin decirse abiertamente que era sobre Joaquin Guzmán Loera, todos sabían a qué personajes hacía referencia.

El problema mayor es cuando este tipo de series convierte en héroes populares a estas personas; dejan de ser dramatizados basados en hechos reales para ser las lamentables apologías a personas que tanto daño han causado a la sociedad.

¿Por qué seguir explotando el mismo tema? Está bien los altos índices de audiencia que logran estas series, que es proporcional al dinero que se invierte para hacerlas, pero hay que empezar a replantear los argumentos, no es solo ver los personajes como objetos que se pueden explotar una y otra vez, sino la forma en cómo se van a presentar estas historias y cómo se cuentan los hechos que rodearon a estos protagonistas que son a la vez antagonistas. Estos terribles hechos no se pueden estar reviviendo hasta tres veces en un mismo año, sobre el mismo personaje y en diferentes televisoras.

No dudo que El Chapo se estrene con un rating altísimo y hasta rompiendo record de audiencia, pero no puede ser la excusa perfecta para seguir produciendo una y otra vez series que no son un retrato de la historia, ni pretenden generar conciencia, ni se puede reflexionar con ellas, son súper series que tienen más de imaginación que de realidad y que como productos televisivos están bien para entretener, pero que en algunos casos de una manera poco positiva, hace que la gente vea estos personajes como las actitudes aspiracionales que se deberían seguir.

Los que sí deben estar muy preocupados son los de Telemundo. El Capo no ha logrado mantener las cifras que han tenido series como El Chema, El señor de los cielos o Señora Acero. Y ahora Univisión que es su competencia directa entra con toda al mercado de las narco series para emitirlas en su cadena principal y en horario estelar.

¿Algo más que agregar?

Puedes dejar tus comentarios.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: