El Chapo Guzmán y la cultura del narco

EL CHAPO GUZMÁN es defendido por mucha gente en México

EL CHAPO GUZMÁN, célebre y presunto líder del narcotráfico en México, sigue demostrando influencia con la gente. En estos días, ciudadanos mexicanos se han movilizado para exigir que Guzmán no sea extraditado a los Estados Unidos. Si como las autoridades señalan, el popular Chapo Guzmán es un narcotraficante, entonces: porque la gente lo defiende? Para comprender en buen grado estas acciones a favor de Guzmán, es necesario dar un vistazo a la cultura del narcotráfico en tierra mexicana, la que también es conocida como narcocultura.

EL CHAPO GUZMÁN y la cultura del narco

El Chapo Guzmán es famoso, y además querido por muchos en su país. Un factor de peso para esto es que la cultura del narcotráfico se ha desarrollado en forma exitosa en México. Es de hecho un estilo de vida, que intercambia bienes y servicios. La vida poderosa y llena de lujos de los capos del narco, tiene gran influencia en los mexicanos, sobre todo en los pobres. Las bandas de música a través de los narcocorridos exhaltan a las grandes figuras de los traficantes de drogas. La cultura del narco tiene sus marcas, productos, servicios. El contrabando de drogas mueve millones de dólares. Incluso, en esta cultura del narcotráfico son célebres las narcoesposas. La narcocultura se ha desarrollado favorecida por la pobreza, ya que representa una opción para salir de la miseria. No son pocos los que ante la falta de oportunidades deciden correr el riesgo de trabajar para los narcos. En este contexto de pobreza y de carencia de opciones por un lado, y por otro lado la riqueza que el ambiente de la cultura del narco genera, impulsan a muchos a correr el riesgo de ingresar en este mundo ilegal y peligroso.

EL CHAPO GUZMÁN y la generosidad de los narcotraficantes

El Chapo Guzmán, presunto capo del narcotráfico, es claro ejemplo de que la generosidad de los narcos les permite tender lazos de amistad con las personas. Los grandes capos de la droga ayudan a la gente económicamente. Por eso son queridos, porque tienden la mano a los que necesitan. Las razones por lo que lo hacen no están claras, pero no puede negarse su generosidad. Si se agrega que casi todos los grandes líderes del narco han surgido de la pobreza, convirtiéndose en millonarios, es fácil comprender porque se han convertido en estrellas, admirados y modelos a seguir por muchos. Un pobre, sin oportunidades, hundido en la pobreza y en la desesperación, entra al narcotráfico, lucha hasta alcanzar la cúspide y se hace millonario. Luego ayuda a sus paisanos, hace fiestas, hace sonar la tambora hasta qeu el cuerpo aguante, y reparte dinero a manos llenas. Un pobre así, ahora millonario, cómo no va a ser seguido, cómo no va a ser popular?Un presunto líder de este tipo, insigne representante de la cultura del narco, es EL CHAPO GUZMÁN.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: