El chantaje y la extorsión

El chantaje y la extorsión están presentes en el día a día de las personas

Por chantaje se entiende, la difamación o el daño que se realiza sobre alguien público, con el fin de conseguir un beneficio, también se puede optar por obligarle a que actué de un modo determinado.

En cambio, la extorsión es una forma de chantaje llevada a extremos más violentos. Para extorsionar, se actúa obligando a la persona mediante la intimidación, para que provoque un perjuicio sobre sí misma o sobre una tercera persona.

Modo en el que funcionan el chantaje y la extorsión

La persona o personas que utilizan estas tácticas, son conscientes de que no les será difícil conseguir su objetivo.

Su principal carácteristica es que utilizan el miedo, y de este modo conseguir doblegar la libertad y los derechos que tienen todas las personas. Son prácticas totalmente delictivas.

De este modo, un alto ejecutivo de una empresa o un alto cargo público, hace una recomendación a una tercera persona para que realice una determinada transacción que le ayudara a mejorar la imagen, que de ella se tiene. Puede parecer una recomendación normal y adecuada, pero en realidad no lo es, puesto que si la tercera persona se niega  a realizar lo que le están pidiendo, las consecuencias para ella serán nefastas.

Los delitos del Chantaje  y la extorsión

El Chantaje y la extorsión, son tan antigüos como el ser humano.

Los primeros en utilizarlos fueron los romanos y con el paso de los siglos, fueron muchos estamentos sociales los que se animaron a copiar estas tácticas totalmente fraudulentas. No se puede ni generalizar, ni encasillar en ellas a nadie. Ya que no solo están presentes en el mundo empresarial, sino que también están presentes en la política. Y algunos políticos son maestros en ellas y las llevan a la práctica con total perfección.

 

 

 


El chantaje y la extorsión

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: