LOS CHAGRAS DE MI TIERRA de los Andes ecuatorianos, remontan sus orígenes al siglo XVII cuando religiosos y terratenientes dueños de grandes extensiones de tierra, se ven en la necesidad de contar con mestizos de confianza encargados de cuidar y arrear el ganado. Así se fue creando  la figura del chagra, campesino vaquero de características  austeras e impetuosas, que gusta del alto páramo andino, de suelos de prados y nevados volcanes; en donde el ganado se mueve libremente por diferentes propiedades.

El chagra ecuatoriano tiene similitud histórica con el huaso chileno, el llanero colombiano y venezolano, el guacho rioplatense, el charro mexicano. Su vestimenta se caracteriza por una camisa, poncho, sombrero de paño, bufanda de lana de borrego y zamarro. Y puede llegar a costar hasta US$ 600, y una buena montura para su amigo inseparable hasta US$ 1.000. 

 

 

El chagra y su vestimenta

El paseo del chagra

El chagra ecuatoriano  es protagonista hasta hoy de fiestas y celebraciones como el Paseo del Chagra de Machachi, fiesta popular que se celebra después de la última erupción del Cotopaxi en 1877; cuando los fieles llevaron en procesión a la imagen del Señor de la Santa Escuela a las laderas del volcán. Esta celebración le  brinda al chagra, la oportunidad de demostrar sus habilidades como la doma de potros y el lazo. Ser CHAGRA es sentirse orgulloso de su estirpe, significa cuidar la identidad y cuidar una tradición para que se conserve por varias generaciones.

En el desfile el chagra  tiene tres distinciones: el chagra del año, quien es elegido por la cofradía por su trabajo y valores humanos; luego esta  aquel anciano que debido a su sabiduría tiene influencia en las decisiones de la comunidad por eso representa al chagra del recuerdo, y al final desfilan los chagras pregroneros que acompañan a la comitiva por las calles.

Y que decir de la chagra bonita, figura femenina imprescindible en cada desfile. Mujeres encantadoras, jinetes perfectas que combinan belleza con garbo. Jamás habra combinación más hermosa, que la de una buena jinete con un caballo brioso. Son las amazonas modernas que dominan al animal con firmeza, finura y destreza.

 

 

 

La chagra bonita

El término "chagra" proviene de la palabra kichwa ‘chakra’ que se relaciona con la tierra para el cultivo, y, está en un intenso proceso de revalorización cultural. Se evoca un aire de romanticismo cuando se habla de la unidad entre chagra, caballo, las vacas que arrea y el paisaje. Ser CHAGRA es un privilegio porque se relaciona con toda nuestra tierra y lo que ella nos provee.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: