Cerveza

LA CERVEZA Y SUS TIPOS

LA CERVEZA Y SU ELABORACIÓN


La cerveza se divide en dos familias principales; estas son: el ALE de origen inglés y LAGER, de origen alemán.

FAMILIA ALE

El Ale es un término que hace referencia al grupo de cervezas que utilizan levaduras de fermentación alta y, por tanto, se distingue marcando la diferencia con respecto a las cervezas alemanas del Lager, que se producen en base a la levadura de fermentación baja. El término alemán Lager hace, además, referencia a la forma de la elaboración de la cerveza, puesto que esta denominación significa “almacén”, que es donde se fermenta el trigo y la cebada a temperaturas que rondan los cero grados.

La fermentación alta o baja no tiene nada que ver con el color, estilo o cuerpo de la cerveza. El aspecto de la bebida depende de la cantidad de la cebada utilizada durante su elaboración. La forma más sencilla de elaboración es la fermentación en caliente sobre unos 25ºC durante unos tres o cuatro días, pudiéndose prolongar en el tiempo hasta una semana. La cerveza de fermentación alta cuenta, además, con un tiempo de fermentación posterior a unas temperaturas más bajas entre los 13 y los 16ºC.

FAMILIA LAGER

La cerveza Lager se elabora mediante la fermentación baja. Es, hoy en día, más común en todo el mundo. Entre las cervezas de esta familia, la más conocida es la marca Pilsen.

La familia Lager es más joven que la cerveza Ale, ya que data de mediados del siglo XIX y se comenzó a elaborar gracias al sistema de refrigeración artificial y basada en la investigación Pasteur para aislar un cultivo de levadura que fermentaba en la base de los tanques. Dicha investigación se ampliaba a los trabajos realizados de diversos cerveceros europeos.

En resumen, podemos afirmar que la Lager es una cerveza fermentada con una levadura que trabaja a baja temperatura en la parte baja del tanque y madura en frío entorno a los cero grados. El tiempo de maduración suele abarcar de dos a seis meses. Si se desea obtener una cerveza de una fuerza mayor, se la deja madurar mucho más tiempo.

Pero, no solo el tiempo de la maduración determina la calidad de la cerveza. Las características de la cerveza vienen determinadas también por la densidad del mosto, las mezclas de malta y el lúpulo que se utilice en la elaboración.

Aparte de estas familias generales, existen otras especialidades dentro del mundo cervecero que se diferencian en sabor y color, según el grado y tiempo de fermentación. Destacan las siguientes:

Cervezas de trigo: de fermentación alta con una mezcla de trigo y cebada. Destaca por su sabor ácido, refrescante y espumoso. Se les conoce también como las cervezas blancas.

Porter y Stout: estas cervezas suelen ser menos amargas, sus densidades son generalmente más bajas y contienen un grado de alcohol más reducido.

Las Lambic: son cervezas de fermentación espontánea y originarias de Bruselas. Suelen ser ácidas, pero poco amargas, puesto que se envejecen los lúpulos para evitar el sabor amargo.

Aparte de los mencionados, existen aún otros tipos de cerveza más difíciles de clasificar. Pero, no queda duda de que hay para todos los gustos, sabores y colores.

La cerveza cuenta con un “Club de las cervezas del mundo” y cuenta con un espacio en Internet con su portal propio y toda la información alrededor de esta bebida tan deseada.

…LA CERVEZA Y SUS TIPOS…

Cerveza

Cerveza

Cerveza

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: