Aquello de que se enredan unas con otras y uno no sabe cuándo acabar de comerlas no es un tópico, haz a prueba y verás que es imposible comer solo una. ¡Dichosas cerezas!

El fruto más popular de Extremadura tiene nombre propio: CEREZAS DEL JERTE. Y para más señas el Valle del Jerte donde crece es el mayor productor de esta fruta de Europa. Tanto es así que tienen D.O., y es la base económica de la comarca.

 


 

Las cerezas del Jerte,  variedades

Las cerezas del valle del Jerte, són una herencia de muchos años de artesana crianza el sabor de este fruto introducido por los árabes en la zona norte de Cáceres es único y delicioso, como también lo es la belleza de la floración del árbol que lo alumbra. Aunque la naturaleza es caprichosa y no entiende de fechas, más bien es el clima el que marca el ritmo, suele ser a mediados de marzo el momento en el que el Valle del jerte pasa de las tonalidades grises del invierno al luminoso manto blanco de los cerezos en flor. Todo un espectáculo.

Esta explosión de belleza convierte la zona una gran fiesta en la que se rememora un rito ancestral que da gracias a la tierra por la llegada de una nueva cosecha. Una cosecha que, como antaño, se recolectaba a mano y que, debido a una maduración progresiva de cada una de las variedades y la disposición de los árboles en diferentes alturas, va de abril hasta bien entrado agosto.

Las cerezas del Jerte,  variedades

La zona cuenta con diferentes variedades autóctonas:

- Navalinda (grande, acorazonada, de carne roja jugosa y sabor azucarado)

- Ambrunés (redondeada y achatada, de maduración tardía, carne de color vino, consistencia firme jugo abundante y dulce)

- Pico limón negro (grande, de maduración tardía, color negro, carne dura y crujiente y sabor dulce tirando a áspero)

- Pico negro (frutos redondos y carne de color vino, crujiente y dura, con escaso jugo dulce tirando a áspero)

- Pico colorado (de maduración muy tardía, redondeada y carne de un rojizo intenso, dura y crujiente con abundante jugo dulce y un poco áspero). Sana, fuente de vitamina C, dc hierro, magnesio, potasio, silicio y provitamina A; también antioxidante y reguladora del tránsito intestinal, son sólo algunas de las virtudes de este manjar que, además de consumirse como refrescante fruta, puede disfrutarse cocinándolo o preparando con él exquisitas conservas.

LAS CEREZAS DEL JERTE y  todas sus VARIEDADES, són es un manjar para nuestro paladar.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: