EL CERDO, CARNE ROJA O CARNE BLANCA. PUBLICIDAD ENGAÑOSA

INTRODUCCIÓN

La preocupación por una alimentación sana, que al mismo tiempo, proporcione continuar los cánones estéticos establecidos, aumenta. No obstante, llevar una adecuada nutrición que conduzca a una salud óptima no es siempre tan sencillo. Aunque prácticamente todo el mundo hoy sabe cómo mantener una alimentación adecuada, surgen algunas dudas. Algunos anuncios publicitarios informan de la verdad, pero otros, solo por aumentar sus ventas, llevan a utilizar un lenguaje que confunde al consumidor. Es lo que se llama “publicidad engañosa”. Actualmente, existe una gran alarma sobre el consumo de carnes rojas y porqué si la carne de cerdo, considerada hasta ahora como tal, de pronto se ha “transformado” en carne blanca,Sorprendido como anuncia la publicidad y si verdaderamente es sana o peligrosa. Vamos a aclararnos.

CARNE ROJA Y/O BLANCA

Sabemos que el Ser Humano necesita alimentarse no sólo por saciar el hambre o por sentir placer degustando exquisiteces. Se necesita una alimentación adecuada que aporte los nutrientes necesarios a nuestro organismo. Se clasifican en varios grupos, pero se mencionarán las proteínas, ya que están en la carne, de lo que se va tratar.

La carne blanca es conocida por su alto contenido en proteínas y no muy alto contenido en grasas. Es, principalmente, la carne de animales ovíparos, como el pollo, el pavo, el pato o las codornices, por nombrar algunos. Aunque podemos encontrar algún que otro mamífero de carne blanca, como el conejo. Este tipo de carne es saludable.Sonrisa

La carne roja es conocida por su alto contenido en proteínas y en grasas. Es, por tanto, bastante perjudicial pero imprescindible en una dieta equilibrada tomada moderadamente hasta los dieciocho años. Más adelante, se explicará el porqué. Se trata principalmente, de carnes como la ternera o el cerdo. Y ahí apareció la controversia, cuando un anuncio publicitario, respaldado por la Unión Europea, UE, la cataloga como “carne blanca”. Se nos presenta la duda de si nuestros conocimientos anteriores estaban equivocados, o si se trata de una estrategia de marketing utilizada para vender más, nombrando a una Organización tan importante como lo es la UE, de forma que se aumente su credibilidad. Sin embargo, esto sería ilegal, no puede engañarse al consumidor. Pero si confundirlo a base de medias verdades, de forma que se le conduzca en una determinada dirección sin técnicamente faltar a la verdad, se haría por omisión. Es lo que se llama “publicidad engañosa”. Y es mayor de lo que imaginamos.

Vamos al anuncio que nos interesa. La carne de cerdo es carne roja, de alto contenido en proteínas y grasas, aunque es cierto que hay zonas de bajo contenido graso. Si se trata de la zona del lomo, su parte grasa se puede eliminar fácilmente, tal y como se indica en dicho anuncio. La parte del jamón quitando el tocino es de bajo contenido graso. Son las dos únicas zonas a considerar si se quiere comparar a la carne blanca. Por tanto, ante la frase final del anuncio “El cerdo, nuestra carne blanca” habría que añadir “por zonas, que otras perjudican” Y, por acortar el anuncio, se quita la explicación y dejan solo el slogan. Una persona, que no lo sabe, que no haya visto el primer anuncio y sí la parte abreviada y escuche el slogan final, puede pensar que el cerdo es carne blanca, y consumirlo mucho hasta un día sufrir un infarto por su causa. La situación es grave e indignante, de ahí la denuncia de este artículo sobre la publicidad engañosa, que al menos, vuelvan a emitir el anuncio completo y cambien su frase final.Enfadado

Salvo esas partes del cerdo, el resto es carne roja de alto contenido en grasa, en colesterol y que puede provocar riesgo de infartos. Sin embargo, no podemos eliminarla de la alimentación semanal hasta los dieciocho años, porque aporta beneficios al organismo que solo ella posee, siendo su consumo moderado imprescindible. Las grasas son importantes en el organismo. Los procesos más naturales, como respirar o moverse, necesitan aportes de energía de los azúcares y las grasas. Las grasas son la energía que el organismo almacena y utiliza cuando se queda sin azúcares. Las grasas de la carne de cerdo, el Colesterol LDL-Level Density Low- que significa grado de densidad bajo, es el llamado colesterol “malo”. Se adhiere a las venas y arterias, el paso del flujo sanguíneo al corazón es menor y sube el riesgo de infartos. El otro tipo de Colesterol, LDH- Level Density High- grado de densidad alto es el llamado “Colesterol bueno” que “arrastra” al otro fuera del organismo, previniendo así las enfermedades del corazón. El “Colesterol bueno” está en el pescado azul, principalmente.

Pero, La carne roja es imprescindible en el desarrollo hasta los dieciocho años. Solo ella posee dos sustancias vitales, los aminoácidos Histidina y Triptófano, forman parte de las proteínas para la formación del tejido muscular y cerebral .

De no tomar carne de cerdo en la infancia y la adolescencia los tejidos anteriores no podrán formarse adecuadamente. Pero, un consumo excesivo puede provocar el peligro que se ha dicho. Es por ello, que lo ideal es tomar carne roja dos veces por semana, y tomar más pescado azul a la semana. Ya terminado el desarrollo, no es imprescindible y puede quitarse de la dieta, si se quiere, ya que se es adulto.

Haciendo lo dicho estaremos sanos, hay que ser precavido pero no hay que obsesionarse. Cómo anécdota escribo que algunos miembros de mi alumnado adolescente estaban gravemente asustados por cenar un sábado cualquiera en lo que denominamos “restaurantes de comida rápida”. Creían poder desarrollar un cáncer al año siguiente. Nada más lejos de la realidad si el consumo es moderado, dos veces por semana, más de pescado azul que compensa hasta ahí y hasta los dieciocho años.

Por otro parte, las personas vegetarianas pueden serlo, pero no durante la infancia y la adolescencia, ya que han de ingerirse los aminoácidos mencionados. Según esto, aquellos que sean vegetarianos han de acudir a un médico nutricionista que les indique los suplementos artificiales que han de tomar de forma que puedan sustituirlos.

Y todo ya dicho. Que la salud os acompañe.Guiño

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: