Futbol

Igualaron 0 a 0 en el sur bonaerense. Este resultado no es suficiente para que los rosarinos puedan escapar de la zona de Promoción

 

El cero a cero con el que Lanús y Rosario Central concluyeron el partido que jugaron hoy en el sur del Gran Buenos Aires, tiene dos explicaciones fundamentales: la poca puntería que tuvieron los delanteros "Granates" y las muchas atajadas que realizó Hernán Galíndez, el arquero visitante.

 

El reparto de puntos tuvo un significado distinto para los dos equipos. Lanús, al no ganar, perdió una buena ocasión de acercarse a Independiente, además de cortar una racha de cuatro triunfos consecutivos, y Central, si bien no modificó su ubicación en la tabla de los promedios, llegará al clásico ante Newell"s sustentado en un empate conseguido de visitante y con un hombre menos (por la expulsión de Gervasio Núñez) durante la última media hora de juego.

 

Sin embargo, el conjunto rosarino sufrió una pérdida importante, la del defensor Diego Braghieri, quien debió ser retirado de la cancha sobre el final del partido con traumatismo de cráneo, a raíz de haber recibido dos golpes en su cabeza, uno en un choque con un rival y otro con la pared perimetral.

 

El desarrollo del partido tuvo un denominador común: Lanús como dueño de la pelota y el campo, sin que su rival pudiese hacer algo para impedirlo.

 

Pero todo esto chocó contra la carencia de puntería de los delanteros locales para convertir alguna de las oportunidades que se le presentaron a lo largo de los noventa minutos, y buena muestra de ello fueron las que marraron Salcedo (en dos oportunidades), Carrasco y Aguirre.

 

Si a eso se le suma varias de las intervenciones de Galíndez (a los 36 del complemento evitó el gol en dos remates consecutivos, uno de Pelletieri y otro de Aparicio), se explica gran parte del 0 a 0.

 

De Central habrá que decir que mientras estuvo con 11 hombres supo utilizar el contraataque como vía para inquietar a la defensa de Lanús. En el primer tiempo Núñez se lo perdió sólo y en el complemento Marchesín le dijo no a un cabezazo de Zelaya.

 

Después, en la última media hora de juego, los dirigidos por Madelón aguantaron en su campo, y en esta tarea tuvieron la ayuda indirecta de Lanús. ¿Por qué? Porque Lanús no supo crear variantes para desbordar a un equipo que algunas veces se desacomodó.

 

Lanús fue un poco más que Central, pero no supo aprovecharlo. Ese fue su pecado.

 

Síntesis del partido:

 

Lanús: Agustín Marchesín; Carlos Arce, Jadson Viera, Rodrigo Erramuspe, Maximiliano Velázquez; Marcos Aguirre, Guido Pizarro, Agustín Pelletieri, Javier Carrasco; Leandro Díaz y Santiago Salcedo. Director técnico: Luis Zubeldía.

 

Central: Hernán Galíndez; Diego Chitzoff, Nahuel Valentini, Diego Braghieri, Santiago García; Jonatan Gómez, Mario Paglialunga, Matías Ballini, Gervasio Núñez; Milton Caraglio y Adrián De León. Director técnico: Leonardo Madelón.

 

Cambios: en el segundo tiempo, 11m. José Zelaya por De León (RC), 19m. Gonzalo Castillejos por Carrasco (L), 27m. Eric Aparicio por Díaz (L), 40m. Martín Rivero por Gómez (RC), 42m. Ignacio Bocino por Braghieri (RC).

Incidencias: en el segundo tiempo, 15m. expulsado Núnez (RC).

Árbitro: Gabriel Favale.

Cancha: Lanús.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: