El año pasado tuve la oportunidad de viajar a México, La Riviera Maya para ser exactos y una de las cosas que más me gustó fueron los cenotes. Nunca había oido hablar de ellos y tenía curiosidad por saber cómo eran. Para empezar debo describir qué es un cenote.

Los cenotes, o ríos subterráneos, son maravillas naturales creadas por la filtración del agua, a través de la superficie de la piedra caliza. Ellos son la abundante fuente de agua cristalina y puede ser encontrada solamente en la península de Yucatán, la Florida y la isla de Cuba. Los mayas consideraron estos, los " sinkholes sagrados y dotados por los dioses. Su nombre para ellos es dzonot en lengua maya.

Los cenotes se clasifican en:

- cenote de cielo abierto

- cenote semiabierto

- cenote subterráneo o de gruta

Los cenotes maduros son los que se encuentran completamente abiertos y los más jóvenes los que tienen su cúpula todavía intacta.

Yo visité el cenote Ik Kil, tambien llamado "cenote azul sagrado" el cual se encuentra situado a 5 Km de Chichen Itzá, tiene 61 metros de diámetro y 43 de profundidad y sus aguas son completamente transparentes. Es uno de los más bonitos de la zona.

Cenote

Como curiosidad, dicen los nativos de allí que las personas con problemas de fertilidad, o cualquier otra, no pueden irse sin bañarse en este cenote, hazlo y tu próximo retoño estará en camino.

 

 

Otro de los cenotes que visité y en el cual me bañé es Tamcach Há, a pocos kilómetros de Cobá. Tiene 20 metros de profundidad ,son impresionantes sus estalactitas, el agua tiene la temperatura adecuada, ni muy fría ni caliente y mientras te bañas ves el fondo perfectamente. Estas son algunas fotos:

 

Y para terminar, os dejo los nombres de algunos que me quedé con ganas de visitar, quizá algún día tenga la oportunidad.

Cenote de Zacatón, el más profundo del mundo, a unos 300 metros.

Cenote de Xlacah, uno de los más grandes y profundos encontrados en Yucatán.

Cenote Zaci, se encuentra en Valladolid (México)

Cenote Chac Mool, entre Playa del Carmen y Akumal.

Cenote Dos Ojos, al Norte de Tulum, tiene más de 25 entradas

Cenote Jaguar, en Quintana Roo, de 30 metros de profundidad

Cenote Taj Mahal

Cenote Angelita

Estos son solo unos ejemplos de los miles de cenotes que existen en México, la extraordinaria belleza de sus cavernas son el lugar ideal para bucear. Algunos buceadores ha llegado a decir que el agua de los cenotes es tan cristalina, que la confunden con el aire, olvidando que están sumergidos. Solamente los buzos experimentados, acompañados por un guia certificado en buceo de cavernas, pueden explorar estos tesoros.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: