¿Te apetece una cena romántica vegetariana? N te propongo que la organices en tu dulce hogar. Tendrías que cocinar, limpiar y eso no es un plato de gusto. Seguro que lo que empieza con velitas acaba con enfados. Es lo que pasa cuando intentas hacer romanticismo donde hay una familia numerosa con niños más preocupados por sus caprichos que por el amor de sus padres.

La mejor cena romántica vegetariana que te puedes dar está en el Restaurante Artemisa. Cenas allí con tu amor y te puedes llevar comida para casa. Es un restaurante muy completo. Está en la Calle Ventura de la Vega, 4 (Huertas). A poco que conozcas Madrid lo encuentras.

Yo fui con mi marido y comimos de cine. Fue una cena romántica inolvidable. Nos pusieron un primer plato de crema de ortigas verdes que nos sentó de cine. Sabía mejor que las cremas de espinacas que les prepara a mi madre a sus nietos. Lo que comes con gusto sabe más. Además, las ortigas no son verduras. Yo las considero plantas silvestres.

Las croquetas de paté vegetal estaban que te chupabas los dedos. Les pedí más. No me importa que sea de mala educación repetir plato. Yo tenía hambre y las croquetas estaban de cine. También estaban muy buenas las Berenjenas Artemisa, la paella vegetal biológica, unas espinacas a la catalana, los buñuelos de calabacín y las hamburguesas de soja texturizada. Puedes comer como si estuvieras en tu casa.

Os recomiendo, pues, una cena romántica vegetariana en el Restaurante Artemisa. el restaurante tiene una decoración rarita. Los tableros de las mesas son puertas colocadas sobre patas. Te ponen una luz tenue que da ambiente. Está bien para una cena vegetariana con tu santo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: