Museo de arte contemporaneo, Macba

CENA Y ARTE EXCLUSIVO POR 300 EUROS.

No sabemos el menú, ni donde será la cena, en cambio sabemos que vamos a admirar una obra de arte que puede ser inédita, solo reservada para unos pocos privilegiados.

Los coleccionistas han decidido colaborar con el Macba de Barcelona.

Se paga por una cena en casa de un coleccionista privado, y este dinero servirá para que, el Museo d'Art Contemporani de Barcelona (Macba), pueda adquirir una nueva obra de ARTE.

La propuesta es original, se pagan 300 euros, pero no se sabe en que consistirá la cena, ni donde será, tampoco quienes serán tus compañeros de mesa, pero a cambio de esta incertidumbre, puedes ver una obra de arte que pertenece a un coleccionista privado, y que ofrece su colaboración desinteresada para esta ocasión.

Esta iniciativa se está afianzando, este año ha tenido lugar la tercera edición de "Salir del Macba".

Una flota de 58 Mercedes esperan a los que han pagado su tiket, y 28 coleccionistas de la ciudad abren sus puertas, para mostrar su tesoros de una manera desinteresada, por el gusto de colaborar con la cultura. Ellos y los participantes son los nuevos mecenas de nuestra era.

Los comensales se reúnen en el museo, reciben una acreditación donde figura el numero del coche donde debe dirigirse, la hora de salida y un nombre, que no será el suyo.

 

 

Mercedes esperando participantes en la cena

Obra de arte de Picasso

Una CENA con la sorpresa de admirar una OBRA de ARTE privada y exclusiva

El coche, con conductor asignado, parte con su invitado hacia un destino que el participante desconoce.

Son conducidos hasta el domicilio o lugar donde podrá admirar una verdadera obra de arte inédita para los ojos de cualquier ciudadano de a pie, una obra de arte que pertenece a un coleccionista privado y que solo se pueden ver visitando sus respectivos hogares.

No se puede elegir la obra de arte que se va a ver, es el azar lo que funciona aquí. Puedes tener la suerte de ver un Chagall, un Picasso, un Rothko único en Barcelona, un Kapoor a medida, un Tapiés nunca visto, sentarte en una silla diseñada por Gaudí. o paseas por jardines interiores y visitar una casa medieval llena de frescos.

La cena, también es una incógnita, puede ir desde un picoteo informal hasta una cena tradicional con mantel y cubertería de plata, todo depende de la personalidad del anfitrión, el coleccionista que te ha correspondido esa noche, pero lo que si es seguro es que, al filo de la media noche, todos se reunirán en el Museo para tomar los postres y charlar sobre la experiencia.

Creo que esta iniciativa debería extenderse a otras ciudades y museos, el resultado es:

La recaudación de fondos para el Museo.(El Macba compra una nueva obra de arte con la recaudación del evento)

El disfrute del arte por parte de los admiradores anónimos.

La satisfacción, por parte de los propietarios, coleccionistas privados, de poder mostrar sus tesoros.

Y a la vez, la colaboracón de todos en la difusión del arte en su ciudad.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: