fotografia

En un lugar de Bolivia se escuchó por primera vez el silbido de un tren. En el estado de Potosí, muy conocido por sus minas, el pequeño pueblo de Uyuni vió como se tendia la primera línea ferroviaria en 1899 que unió Uyumi con Antofagasta y el alto contenido de las minas de plata de Huanchaca propiciaron que el ferrocarril realizara una gran actividad.

fotografia

Al amparo de las vías del tren, florecieron varias poblaciones que contribuyeron al desarrollo industrial ero i bien los trenes salían repletos de plata, los mayores beneficios se fueron a manos extranjeras y los trenes en vez de regresar con dinero, llegaban llenos de gentes ávidas de riquezas y se lleno el lugar de oportunistas y maleantes que burlaban las leyes convirtiendo el pequeño pueblo de Uyuny en un lugar de difícil convivencia.

fotografia

Cuando los compradores de plata se fueron a sitios más rentables, los trenes empezaron a quedarse quietos oxidándose  parados en las vías. En la actualidad, el paisaje podría servir de modelo para un pintor surrealista donde los trenes son como fantasmas de un tiempo pasado mostrando sus hierros retorcidos a merced de las lluvias y el viento.

fotografia

Uyuny en la actualidad es conocida por un salar, una extensión blanca de sal y lítio con lagunas rodeadas de montañas donde apareces de vez en cuando algunos turistas así como bandadas de de flamencos que llegan para invernar y muy cerca, los esqueletos de los trenes ponen una nota lúgubre como recuerdo presente de un pasado que ya nunca volverá.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: