cementerio

EL CEMENTERIO DE TERESA

EL CEMENTERIO DE TERESA EL MÁS PEQUEÑO DE ESPAÑA

EL CEMENTERIO DE TERESA no se llama así porque fuera la propietaria del mismo, sino porque es la única persona que yace descansando en su interior. Una sola lápida recogida en un pequeño cementerio rodeado de un muro de piedras colocadas una por una y una sola puerta de hierro que forma la única entrada de acceso a este cementerio. Se ha quedado sola en su lucha y sola tras su muerte. Hoy por hoy, es el recuerdo de una época donde la religión poseía más poder y repudiaba unos actos que no se consideraban cristianos. Y sin embargo, tras su tumba se esconde una bonita historia de amor.

Teresa se enamoró de su primo. El amor fue correspondido y los jóvenes quisieron casarse por la Iglesia como marcaba la tradición. No obstante, el cura de aquella época, la historia se remonta a principios del siglo XX, se negaba recibirlos en santo matrimonio por ser consanguíneos. Haciendo caso omiso a la tradición y la ley cristiana, los dos jóvenes enamorados se fueron a vivir juntos compartiendo casa y creando un hogar como un matrimonio casado. Estaban claros en que se querían y así querían compartir el resto de sus vidas. Tuvieron dos hijos en común.

Lo que no pudo separar el cura, separó el destino. Teresa falleció a los 33 años tras padecer una neumonía de la cual no consiguió curarse. Bausen, el pueblo situado en el Valle de Arán ya se había volcado una vez con ellos, la joven pareja, cuando decidieron formar su familia a pesar de no poder casarse, ya que no pudieron pagar para que el cura les concediese el permiso para celebrar el matrimonio, volvió a volcarse con ellos por segunda vez. Al fallecer Teresa, su primo no pudo darle sepelio en el cementerio de Bausen, puesto que vivían en pecado. Así pues, decidieron levantarle un cementerio para ella únicamente. En el bosque, junto al hoy sendero recorrido por muchos senderistas, levantaron en tan solo una noche el muro que encierra la sepultura de la joven.

Tras este suceso, su familia emigró a Francia. Pero aún hoy, sus bisnietos vienen a veces a visitarla. Incluso, los senderistas hacen una breve parada en su camino para conocer su historia.

Una historia de amor de unos jóvenes que luchan por sus sentimientos en contra de lo que marca la sociedad de aquella época. Consiguieron el apoyo de sus vecinos y, tal vez, habrán marcado algunos precedentes. En la actualidad, el cementerio de Teresa es el cementerio más pequeño de España.

cementerio

cementerio

cementerio

cementerio

cementerio

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: