fotogarfia

La única tumba del cementerio más pequeño de España se encuentra en el Valle de Arán, en la localidad de Bausén, Cataluña. El cura le negó el entierro en el cementerio local por haber tenido dos hijos con su primo y sin haberse casado ya que no tenián dinero para pedir la dispensa al Papa. Murió Teresa con solamente 33 años de una neumonía y los vecinos no quisieron abandonarla. Le construyeron un cementerio en la mitad de un bosque del pirineo leridano. Hace ya casi 100 años y no faltan flores frescas sobre la tumba de la única fallecida con un cementerio para ella sola.

fotogarfia

Teresa y su primo Sisco tuvieron dos hijos, una niña y un niño y aunque vivían con lo justo eran felices pero ella enfermó y murió de una fuerte neumonía en el año 1916. Sisco quiso enterrarla en el cementerio del pueblo pero el cura de aquellos entonces muy firme en sus creencias se negó alegando que sería "profanar" la tierra del campo santo con la presencia de una "pecadora". Así ha considerado la Iglesia a las mujeres que habían tenido hijos sin estar casadas.

fotogarfia

Ahora los vecinos se sienten orgullosos de sus antepasados que le dieron a Teresa el privilegio de tener un cementerio para ella sola demostrando tener coraje frente a la injusticia de un cura fanático pues esta tumba recibe muchas visitas de los que pasan por estas tierras pirenaicas. También recibe esta tumba la visita y flores de los biznietos de Teresa que se dice conservan en el pueblo la casa donde los dos primos enamorados fueron felices.

footgarfia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: