Las Células espías del Sistema Inmune

Como una especie de células espías, así son las células dendríticas del sistema inmune cuya función es recopilar información sobre virus, bacterias, células tumorales, etc. Para organizar la respuesta con el fin de mantener el organismo sano. Y ahora un equipo de científicos de Australia y Singapur ha revelado cómo se fabrican estas células 'espías' del sistema inmune, lo que podría servir para manipular el sistema inmune con el fin de tratar múltiples enfermedades, como el lupus y la artritis reumatoide.

El estudio se publica en Nature Inmunology.

Los investigadores han bautizado a las células dendríticas como las ‘James Bond’ del sistema inmunológico. «Las células dendríticas son las células encargadas de educar nuestro sistema inmune», señala Shalin Naik, del Instituto Walter y Eliza Hall de Melbourne. Es decir, le dicen a las células T y NK, las diseñadas para combatir las infecciones, el aspecto que tiene un virus, bacteria, hongos o cáncer para que sepan lo que están buscando con el fin de iniciar la respuesta inmune.

Y, añade, si aprendemos a controlar las células dendríticas, podríamos fortalecer nuestra respuesta inmune ante una infección cuando sea necesario, por otro lado, debilitar la acción de ciertas células inmunes que atacan los tejidos del propio cuerpo en las enfermedades autoinmunes.

Shalin Naik

Desde hace más de 40 años los investigadores del Walter y Eliza Hall Institute han hecho importantes contribuciones a la comprensión de la biología de las células dendríticas; revelaron que hay diferentes subtipos de células dendríticas, cada una preparada para reconocer determinados tipos de infecciones y también descubrieron los progenitores de las células dendríticas.

dendríticas

El estudio ha utilizado las últimas tecnologías para examinar las células inmunitarias individuales y sus 'hijas', revelando que no hay una única célula madre para todos los subtipos de células dendríticas, pero sí un progenitor único para cada subtipo, explica Florent Ginhoux, del Singapore ImmunologyNetwork (SIgN), organismo perteneciente a la Agencia para las Ciencias, Investigación y Tecnología de Singapur.

Así, añade este experto, utilizar estas células progenitoras como dianas farmacológicas podría servir para diseñar tratamientos más eficientes. Así, hemos visto que una célula progenitora puede producir múltiples células hijas; de esta forma, si suprimimos un progenitor diseñado para crear el subtipo de células dendríticas implicadas en la causa de lupus, por ejemplo, podríamos tratar esta enfermedad autoinmune y reducir al mínimo el impacto en el resto del sistema inmune.

Además, añade, la producción extra de determinadas células dendríticas podría mejorar la respuesta inmune a las infecciones o vacunas. Este descubrimiento –subraya- permitirá a los científicos encontrar maneras de ajustar nuestra respuesta inmune con la mayor exactitud y precisión.

Fuente Historia: ABC Salud

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: