Los celos se consideran como un sentimiento normal si se presentan de forma ocasional y suelen presentarse más en la adolescencia y los primeros años de la juventud, pero por desgracia los celos nunca desaparecen de nuestras vidas y producen un estado ansioso y de inseguridad ante el temor de perder a la persona querida.

 

La celotípia se presenta algunas veces sobre una idea falsa sin prueba de realidad que lo demuestre. Las personas que padecen esta psicopatología suelen discutir con su pareja al intentar comprobar la infidelidad imaginaria, pueden cortar la libertad de la otra persona, seguirla, agredirla y contratar alguien que investigue al o a la supuesta amante.

 

Los celos son la expresión del amor para unos y el primer indicio de problemas en la relación de pareja para otros. El amor y los celos están estrechamente ligados ya que quien ama está siempre en alerta hacia la otra persona. En pequeñas dosis, pueden satisfacer a la otra persona pues son una muestra de amor, pero cuando son exagerados y se convierten en manía persecutoria es cuando pueden desencadenar una situación familiar insostenible.

 

La enfermedad de los celos se puede controlar, pero su curación es muy dificil. Un sistema para dominar los celos es hablar abiertamente de ello con la pareja que los provoca y en un caso muy complicado consultar con un especialista.

 

Hay que intentar controlar los celos para ser feliz, pues la persona celosa es dificil que pueda ser por causa de la ansiedad y el deseo de controlar a la pareja de forma continuada. Hay muchas recomendaciones que pueden ayudar a la persona celosa, pero siempre que ella desee con todas sus fuerzas acabar con esa obsesión.

 

Primero que identifique que existe en realidad un motivo real, pues la mayoría de personas enfermas sus motivos son imaginarios. Es muy recomendable hacer una lista de las ideas o celos, escribiendo junto a cada uno las razones que le hacen pensar y las pruebas que se tienen para que sean ciertos sus pensamientos. La comunicación y sinceridad con la pareja es fundamental pues si se entra en una dinámica de descursión, la otra parte puede reaccionar con violencia o romper la relación por aburrimiento ante una situación inaguantable.

 

Cuando se pueda comprobar que los celos tienen un fundamento real, es recomendable la separación para que el sufrimiento cese y no termine en tragedia como desgraciadamente ocurre muchas veces.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: