el cedro

CEDRO

La asociación en defensa de la Propiedad Intelectual

CEDRO son las siglas de la ASOCIACIÓN denominada “Centro Español de Derechos Reprográficos”. Su función principal es defender los derechos de autor en cualquier formato de publicación, sea libro, revista, en papel o en formato digital. La labor de CEDRO se lleva a cabo sin ánimo de lucro para salvaguardar la propiedad intelectual como forma cultural de la sociedad actual.

En 1988, CEDRO recibió la autorización por parte del MINISTERIO DE CULTURA de acuerdo con la Ley de Protección Intelectual y, desde entonces, esta asociación cumple con su misión de defender y proteger los intereses de los autores así como sus obras y creaciones ante usos fraudulentos e indeseados como patrimonio cultural de la sociedad.

Ya son varias las funciones principales que cuentan entre la labor que ejerce CEDRO, entre las que contamos con la protección legal de las obras, asegurar o evitar el mal uso de las creaciones literarias, proveer la parte económica a los autores por el uso de sus obras, bien sea en Bibliotecas Públicas, como a través de copias. CEDRO se encara de la defensa de los derechos de la PROPIEDAD INTELECTUAL de los autores ante la justicia tanto a nivel nacional como a nivel internacional.

Es más, la asociación trabaja a favor de concienciar al público y a los lectores de la importancia de respetar las creaciones artísticas, así como el trabajo que ello supone por parte de sus autores o creadores. Esta labor se basa en unos principios que cualquier usuario debe comprender y respetar.

Para poder llevar a cabo esta valiosa labor por parte de CEDRO, es imprescindible conocer los derechos que implican la protección y la defensa de las obras artísticas. Para ello, la asociación cuenta con una serie de recursos que están a su alcance. A través de su portal, se facilita mucha información valiosa de este mundo cultural haciendo referencia a la protección de la Propiedad Intelectual y ofrece la oportunidad de forma parte de la asociación como socio, lo cual aporta una serie de servicios y beneficios adicionales a las personas que decidan hacer uso de ello.

Su labor es de suma importancia para evitar o denunciar el uso indebido, las copias ilegales y el fraude intelectual que pueda surgir mediante un mal uso de las creaciones artísticas que, ocasionalmente, son fruto de una larga y ardua labor e investigación por parte del autor. En la actualidad, las recompensas a veces son pocas y se hacen esperar. Por ello, no se las debemos quitar a quien realmente correspondan.

De forma figurativa, podemos imaginarnos el cedro, que es un árbol con un tronco fuerte, bien arraigado, y varias ramas que se llenan con hojas verdes. Para conseguir que el cedro se convierta en un árbol grande y hermoso, primero hay que plantar la semilla y cultivarla con muchos cuidados. Sin embargo, tarda años en obtener el resultado deseado. Un resultado que, en pocos minutos, se puede echar a perder. Lo mismo pasa con las creaciones literarias, que serían el cedro. Nace la semilla, que es la idea, y hay que madurarla para que crezca y se convierta en el árbol, en la obra literaria, que queremos que sea en un futuro. Estas obras pueden tardar años en ser acabadas y hay que cuidarlas y protegerlas, para que no se echen a perder o vengan abajo en pocos horas. Se deben de proteger ante el fuego (el fraude) indeseado. En esta comparación, el tronco sería sería el autor, las ramas equivaldrían a sus conocimientos e ideas, mientras las hojas, la corona, serán sus obras. 

EL CEDRO: LA ASOCIACIÓN EN DEFENSA DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL

el cedro

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: