LA CEBOLLA EN LA DIETA.

La cebolla es una de las verduras más usadas por nuestros mayores y es que antes no existía la gran variedad de hoy día. Esta verdura era y es muy usada en todo tipo de guisos, e incluso, también es muy utilizada a la hora de elaborar cualquier salsa o como acompañamiento.

La cebolla es muy beneficiosa para la salud por su alto contenido en: minerales y oligoelementos (calcio, magnesio, cloro, cobalto, hierro, potasio,..), además de las vitaminas que contiene (A, B C y E) y es que junto a su alto contenido en agua (91%) y su pequeña cantidad de glúcidos (7%) y Proteínas (1%), la hacen ideal para nuestra rica dieta mediterránea.

Por cierto, la cebolla contiene un aceite esencial muy rico en sustancias volátiles (alilo), la cual tiene propiedades bactericidas, además de que es muy conocida, la cebolla, “la insulina vegeta”, pues apoya el tratamiento contra la diabetes.

Y es que las propiedades y, con ello, los beneficios que nos aporta la cebolla a nuestra salud son bastante variados y numerosos, motivos por el cual nuestros mayores siempre han utilizado en todo tipo de comidas. La sabiduría popular, la de nuestros abuelos, siempre ha estado basada en el día a día y sus costumbres de antaño.

La cebolla es muy buena para: la diabetes (ayuda a minimizar los niveles de azúcar en sangre), el estreñimiento (es muy rica en fibra), diarrea (por sus propiedades bactericidas) y para los riñones (es muy diurética). Es más, estudios recientes han indicado que el consumo de cebolla es capaz de prevenir el cáncer, pues sus compuestos azufrados lucharían contra la aparición de las células cancerosas en el estómago.

Aquí tenemos unos cuantos motivos para consumir la cebolla en cualquiera de sus variedades y es que a pesar de tener un sabor algo fuerte, al igual que su olor, es muy sana.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: