fotografía

La acumulación de agua en los tejidos musculares de los pies y piernas produce edema periférico y es lo que llamamos hinchazón en los pies. Suele aparecer con más frecuencia en verano y lo sufren los dos sexos pero las mujeres con más frecuencia. En verano y a causa del calor las venas se dilatan y pierden elasticidad por lo que hay una mayor dificultad en el bombeo de la sangre de las piernas y pies hacia el corazón. 

fotografía

Lo suelen sufrir más los que trabajan sentados y los que sufren sobrepeso, no obstante, hay que diferenciar una hinchazón esporádica o temporal en verano a tener los pies hinchados por largo tiempo ya que pueden existir problemas renales o dificultades cardiacas por lo que se hace necesaria la visita médica. Para evitar que los pies se hinchen por el calor del verano hay que cambiar de postura con frecuencia, no pasar ni mucho tiempo sentados, ni mucho tiempo de pie y de vez en cuando poner los pies en alto a una altura que supere la del corazón.   

fotografía

fotografía

Duchas de agua fría en las piernas y pies hace disminuir la hinchazón así como andar un rato por la playa recibiendo baños de las olas del mar. El café, la sal y el alcohol así como las comidas picantes influyen negativamente por lo que hay que inclinarse por las infusiones y comer ensaladas donde esté presente la cebolla y el ajo crudo que favorecen la circulación. Muy recomendables son las infusiones de cola de caballo dos o tres veces al día ya que eliminan la retención de líquidos y los masajes en pies y piernas son una buena estimulación ya que activan la circulación y se elimina la hinchazón.   

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: