fotografia

El éxito de la ópera en el siglo XVII hizo que muchos niños fueran sometidos a la castración (eliminación de testículos) para que al no producir hormonas masculinas conservaran la voz muy aguda para entonar ciertas melodías ya que las mujeres por orden del Papa estaban prohibidas en la ópera. No obstante, esta practica no era nueva y ya se había realizado mucho antes ya que hay constancia que unos 400 años d. C. ya se castraban eunucos para que con sus voces finas amenizaran las fiestas de los emperadores de la antigua Roma.

fotografia

fotografia

Según consta en documentos del siglo XVII se llegó a castrar a más de 4.000 niños al año que pertenecían a familias pobres aunque pocos de ellos llegaron a alcanzar la fama, los que lo consiguieron fueron muy celebrados y consiguieron grandes riquezas. Los niños eran operados por un barbero entre los 8 y 12 años a los que se les proporcionaban opio para que sintieran menos dolor al producirse la extirpación. Tras la intervención pasaban inmediatamente a educarse musicalmente.

fotografia

fotografia

Farinelli fue uno de los castratos que alcanzó gran fama en el siglo XVIII. Su verdadero nombre era Carlo Broschi y su familia era noble. Se cuenta que su castración se produjo a causa de una operación por un accidente de la caída de un caballo pero esto no se sabe si fue leyenda o verdad. El Papa León XIII en 1878 prohibió que se contrataran más castratos para la Iglesia pero los permitió en la Capilla Sixtina y en otras capillas papales de Roma. El último de los castratos sixtinos fue Alessandro Moreschi que llego hacer grabaciones en solitario y que murió en 1922.

El Papa Pio X en 1903 prohibió la practica de la castración ya que la consideraba una abominable costumbre contra la naturaleza humana y ya se fomentó la aparición de las mujeres el la ópera que hasta entonces estuvieron prohibidas.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: