casona española

Todo comienza en una casona de esas tipo española, casa de enormes corredores, de fuertes cimientos de piedra. En la América hispana abunda este tipo de construcciones viejas de la época de la colonia.

La casa vieja o casa de los boy scouts representaba toda una cultura que tuvo su mejor expresión entre los siglos XIX y XX. Eso es parte del legado dejado por los conquistadores españoles en nuestra América. Casa espaciosa, de gran corredor, cuartos de grandes dimensiones, techo de tejas además de un solar enorme (patio de atrás de la casa). Estaba enclavada a la orilla de la calle de tierra de una zona marginal en la falda de un pequeño monte. Un pueblo pequeño que tenía vida gracias a la agricultura, cría de ganado bovino y el comercio de estos rubros. Pues bien esta casa tenía casi una veintena de años abandonada; motivado a la muerte de sus dueños originales como es de suponer y, luego sus herederos al pasar algunos años fueron migrando hacia otras partes del país.

La casa asombrosa

Con lo cual esta queda en manos de algunos familiares lejanos que no la ocuparon nunca, extemporáneamente estos la daban en alquiler y después de algún tiempo en calidad de préstamo. Varios motivos propiciaron esta situación; estaba alejada del pueblo o por lo menos de la parte más poblada, los vecinos más cercanos comentaban que era “asombrosa”, que si muy grande, que asustaban en su interior, que se veía gente en ella sin que nadie viviera ahí. Así andando el tiempo fueron rodeando la casa de una aureola casi siniestra.

Sucesos fortuitos cercanos

Sucede que en su cercanía se suscitaron sucesos de violencia, hechos de sangre que quedaron en el misterio. A unas decenas de metros en una casa cercana se ahorcó un hombre, un poco más cerca un policía asesinó a su pareja de un disparo por celos y luego se suicidó, en un cruce de calle antes de llegar a ella; encontraron a un individuo muerto en plena calle al amanecer, aparentemente víctima de un infarto. La gente especulando siempre, le dio la vuelta comentando que un fantasma lo mató del susto. Tal es la fama que adornaba a la casona de nuestro relato, pero contrariamente, hasta el momento dentro de sus cuatro paredes no había sucedido nada extraordinario.

En manos de los boy escouts

Pasó largo tiempo, la casa continuaba deshabitada. De cuando en vez los cuidadores de la misma le hacían un mantenimiento básico, cortaban los yerbajos de los alrededores, la encalaban, hasta abandonarla totalmente. A todas estas en el pueblo se funda un grupo de muchachos exploradores (boy escouts), que no tenían sede. Se hacen algunas diligencias y consiguen que les cedan la casa con el compromiso tácito de cuidarla. Desde un comienzo la ocupación de la misma por este grupo de personas fue accidentada. Los responsables del entrenamiento de estos jóvenes, no estaban a tiempo completo con ellos. Incluso parte de estos muchachos tenían conducta irregular.

Por cierto esta era la parte más interesante. Se pretendía a través de disciplina y buenas maneras modificar la conducta de los mismos. En el pueblo se empezaron a correr rumores nada tranquilizadores con respecto al comportamiento de este grupo de muchachos. Violencia, maltratos, violaciones, conducta inapropiada. Esto no presagiaba nada bueno para el futuro. Dicho y hecho.

Los acontecimientos

Se presenta la desaparición de uno de los jóvenes; se prende la alarma, comienza la búsqueda. La policía judicial, la policía civil, voluntarios; todos a una esperanzados se abocan a la búsqueda. Luego de tres días ya se siente una actitud de pesimismo, el desaliento empieza a invadir a los grupos de búsqueda; para el día cuatro encuentran al muchacho a unos cientos de metros, en una pequeña cabaña sin vida. La joven victima presenta moretones aparentemente producidos por un objeto contuso (palo, hierro, tubo), escoriaciones que hacen presumir que fue arrastrado. No es de extrañar la gran conmoción suscitada en todo el pueblo y poblaciones circunvecinas.

El espaviento fue descomunal. Con razón, estos son unos pueblos donde nunca sucede nada, un hecho de esta naturaleza es algo fuera de lo común con la connotación adicional de que era una vida joven con buenas expectativas de vida

Sucediendo que: en las averiguaciones salieron a relucir una cantidad notable de hechos irregulares. En la práctica este hecho vulgarmente destapó la olla de la podredumbre que se cobijaba debajo de aquella labor presuntamente altruista de formar muchachos exploradores. Los responsables del grupo pertenecían a las familias más pudientes del pueblo. Producto de las investigaciones salió a la luz pública, que la víctima de aquel horrible crimen, había tenido un altercado con uno de los miembros de mayor jerarquía, en los días previos a su muerte. Este individuo fue detenido, pero de esta investigación no salió nada claro. Resultado: un joven muerto, otro estigmatizado por el comentario de la gente, comentarios que se esparcían en voz baja, en las reuniones de bares y tertulias de chismosas. Un crimen impune por la desidia de las autoridades policiales y lo que se cocina puertas adentro de estas instituciones con una corrupción galopante que corroe sus entrañas.

Resultado final

Finalmente tenemos la obligación de aceptar que la fama de la Casona de los Boy scouts, no estaba justificada. Aunque verdaderamente si estuvo rodeada de una serie de circunstancias que la salpicaron, enturbiando su imagen. Para terminar; recordemos el adagio aquel que reza que “las apariencias engañan” para bien o para mal.

facebook.com/german.agraz

shvoong.com/writers/GermanAgraz

twitter.com/@germanagraz

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: