Los asesinos en serie y despiadados no son solo producto de nuestro tiempo, y sino que se lo digan a FRAY ATHESTLAN. En la casa del asesino rojo de Paul Harding, fray Athestlan es el forense detective de unos extraños asesinatos.


En una calurosa jornada del día de nuestro señor de 1362, en las horas meridianas de dicho día, una nave mercante de tres palos navega meciéndose al pairo frente a las costas de la isla de Chipre, en espera de que el viento vuelva a hinchar sus velas. De pronto, cuatro galeras moriscas aparecen en el horizonte. Avanzando de forma veloz e inexorable a golpes de remo, las temidas embarcaciones abordan la embarcación cristiana y pasan a cuchillo a tripulación y pasajeros.

Quince años más tarde, en vísperas de la Navidad, el odiado condestable sir Ralph Whitton muere degollado en sus habitaciones de la Torre de Londres, a cuyos pies la ciudad del Tamesis intenta sobreponerse a un frió glacial.


El condestable sir Ralph Whitton ha sido degollado mientras dormía por una mano invisible. Junto al cadáver se encuentran una tortilla de semillas, una señal que los infieles emplean para amenazar de muerte, y un pedazo de pergamino con una nave de tres palos dibujada con torpeza. Poco después, otras personas aparecen asesinadas con el mismo ritual.

Sir John Cranston, el obeso y temperamental forense, recibe el encargo de aclarar y encontrar al responsable del asesinato. Pero sir John esta sumido en su propio duelo y acude a fray Athestlan, un fraile dominico con inclinaciones detectivescas, para que, con su ciencia y su piedad, le auxilie en su caso personal y en el asesinato producido.

Fray Athestlan, por su parte, esta alarmado porque en el cementerio de su parroquia varias tumbas has sido profanadas, y además esta sumamente turbado por la belleza de una feligresa suya.

El enorme forense y el achaparrado fray Athestlan comienzan sus pesquisas, cada cual con la cabeza puesta en sus preocupaciones personales, cuando el asesino de la Torre de Londres, implacable y misterioso, vuelve a cometer sus crímenes, y fray Athestlan le esta esperando.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: