Cartas sobre la mesa, es una genial obra de Agatha Christie, en la que pone a su detective POIROT, al frente de un caso lleno de dificultades, y en el que Poirot pueda averiguar la verdad, no será lo mismo que tener pruebas.

El señor Shaitana, de origen extranjero es a pesar de ello famoso en ciertos círculos de la sociedad londinense, conocido como un gran coleccionista, y aceptado por su riqueza y por las fantásticas fiestas que ofrece, a las que muchos se pelean por asistir.

En una reunión en la que también se encuentra Hércules Poirot, mientras hablan del crimen y los asesinos, Shaitana presume de una colección que ha reunido de asesinos que no han sido descubiertos por la policía. Propone a Poirot un juego en el que reunirá en una cena por una lado a cuatro detectives, y por el otro a cuatro posibles asesinos, y reta a los detectives a averiguar cual de los cuatro es inocente. Poirot le advierte de la peligrosidad del juego que pretende, pero Shaitana se ríe, ya que se siente seguro.

Una noche invita a su casa al propio Hércules Poirot, al coronel Race, que pertenece al Servicio Secreto, al superintendente Battle de Scotland Yard, y a la famosa escritora de novelas de misterio Ariadne Oliver. Junto a esto la colección de Shaitana de posibles asesinos no descubiertos.

En primer lugar se encuentra la señora Lorrimer, una viuda sexagenaria, inteligente elegante y culta, con una afición desmedida por el brigde, y que quizás puedo haber matado a su marido, el cual la maltrataba.

También invita a la señorita Anne Meredith, muchacha sin recursos que vive junto a su pudiente amiga Rhoda Daves, se sospecha que pudo envenenar a la mujer para la que trabajaba anteriormente.

Geoffrey Roberts, un medico famoso, un hombre de mundo, que pudo haber matado al marido de una paciente para evitar una denuncia. Y por ultimo John Desparee, brillante militar sobre el que pesa la sospecha de la muerte de alguno de sus hombres.

Después de la cena los dos grupos se dividen para jugar a cartas, mientras Shaitana se queda en un sillón junto a la chimenea. Cuando acaban la partida comprueban que Shaitana ha sido asesinado.

Poirot recoge los tanteos del juego de cartas que le ayudaran a conocer a los cuatro posibles asesinos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: