Este taller está orientado para niños entre 8 y 11 años y su duración es de más o menos 1 hora.

 

Materiales:

-  Bricks de leche

-  Gomas elásticas

-  Pintura

-  Aguarrás

- Tijeras

 

Preocedimiento:

 

Se coge un brick de leche y se abre entero. Se recorta un rectángulo de tamaño la carpeta abierta. Se dobla por la mitad y colocando la carpeta en vertical se le practican 4 agujeros de la siguiente forma: se hace un agujero cerca del borde superior en la mitad aproximadamente, su simétrico en el borde de abajo y en el borde derecho dos agujeros separados 2 cm pegados al borde. Se pasa una goma elástica por los agujeros y se ata. La carpeta básica ya está hecha. Ahora toca decorarla.

Para ello, una manera muy efectiva es coger un barreño o recipiente similar y llenarlo con agua. Después, se echa un chorro de aguarrás y se echan chorros de pintura soluble en aguarrás. De esa forma, queda una especie de mezcla abstracta de colores sobre la superficie del agua. A continuación, coges un folio blanco y lo pasas rápidamente sobre la superficie. El folio coge todos los colores y queda bastante chulo. Se deja secar colgado de unas pinzas y cuando esté seco, se recorta y se pega sobre el exterior de la carpeta.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: