fotografia

Cultivado a una altura de más de 2.000 metros, el té más famoso del mundo se produce en Darjeeling, en el Himalaya, al noreste de la India. Las plantaciones de encuentran en unas plataformas de una estación de montaña que construyeron los británicos durante su época colonial. Considerado el "champán del té" solamente se vende en tiendas especializadas, especialmente en el Reino Unido y a unos precios que no todo el mundo puede pagar.

fotografia

fotografia

El más valorado es el negro aunque lo hay también verde y blanco y su precio es tan alto debido a que las cosechas (cuatro cada año) son muy reducidas para la gran demanda que tiene este té. Las plantaciones de Darjeeling se encuentran repartidas en 20.000 hectáreas y han procurado establecer la Denominación de Origen para evitar fraudes de otros tés que se producen en otras plantaciones de té que no tienen la misma calidad. El té de Darjeeling tiene un sabor y aroma muy especial debido a la calidad de la tierra y el clima húmedo del lugar.

fotografia

fotografia

Este delicioso producto se produce siguiendo los métodos de fermentación y secado, todo realizado a mano, tal y como lo hacían los británicos hace dos siglos durante su colonización. El té de Darjeeling hay que tomarlo siempre solo, sin azúcar, leche o limón para poder degustar totalmente su refinado sabor, por algo le llaman el "campán del té". Las plantaciones de te de Darjeeling las inició el Doctor Cambell en 1841 cuando lo destinaron aquí durante la colonización usando semillas traídas de China. Otros siguieron luego las plantaciones hasta que en 1950 se inició su explotación comercial.

Casi toda la totalidad del te que se produce en Darjeeling se exporta a Reino Unido, Estados Unidos y otras países que aunque también producen té, la calidad de esta planta que se cosecha en Darjeeling no se puede comparar en sabor y perfume a otros tés que se producen en el mundo.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: