La Organización de Consumidores y Usuarios OCU, en su incansable afán en detectar fraudes al consumidor ha procedido al análisis de los hamburguesas que actualmente se encuentran en nuestros mercados tras conocerse que en otros países se habían producido adulteraciones en estos productos. En un estudio realizado en 20 clases de este producto tan consumido especialmente por los jóvenes, se han detectado que dos de estas marcas contenían carne de caballo, las de Eroski y Alipende Basic (Ahorramás). Esta Asociación puntualiza que no se trata de un problema de seguridad en la alimentación sino que es un fraude al consumidor que cree comprara hamburguesas de vacuno y lo que está consumiendo es carne de equino o una mezcla de ambas.

fotografia

fotografia

Según OCU, ya se han dirigido a la Agencia española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), al Ministerio de Agricultura  saí como a las Comunidades Autónomas para que exijan explicaciones y se inicien investigaciones para aclarar como se han añadido componentes que no están detallados en la etiqueta lo que es un claro fraude al consumidor. Por otra parte, esta organización también denuncia que las hamburguesas tienen un alto contenido de conservantes, antioxidantes y potenciales del sabor que pueden ser causantes también de la mala calidad del producto.

fotografia

Según el informe, 16 de las 20 marcas analizadas contienen sulfitos, un aditivo contra la aparición de bacterias y para mantener el buen color de la carne. Aunque se haga constar como "burguer sueat" para avisar del contenido, estas contienen demasiado sulfitos aumentando además si se toman con kechup u otros productos. A ello también añaden que varias marcas tienen entre un 23% y un 25% de grasa que es una porcentaje demasiado elevado.

fotografia

Entre las hamburguesas que se han considerado de "muy mala calidad" están las de Granjero (Coren), Roler Clásica, Villa del Monte (Alcampo), Rústico (Lidl), El corte Inglés y Carrefour. Las de "buena calidad" Roler Summem y Raza Nostra de Buey Gallego. OCU, en su página web animan a los consumidores a que no se crucen de brazos si detectan alguna anormalidad en los alimentos o servicios que consumen donde pueden encontrar un formulario para denunciar o un teléfono con más de 100 abogados para orientar y asesorar a los usuarios que lo necesiten.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: