Hoy Carlitos ha encontrado un tesoro, un tesoro que no le pertenece, el nombre del dueño está grabado sobre él, "Daniel", al igual que una misteriosa fecha "2001".

Carlitos al encontrar el tesoro no sabía bien que hacer. Pensó que debía actuar de la mejor manera posible, pero ¿qué hacer al encontrar un objeto valioso abandonado en la calle?

El objeto parece ser de plata, aunque Carlitos no lo sabe con certeza, pues nunca ha tenido nada de plata en sus manos, solo ha visto alguna vez algún pendiente de su hermana, pero nunca les ha prestado suficiente atención.

Carlitos ha guardado el botín en su bolsillo y no lo ha sacado de allí hasta que ha llegado a casa, donde lo inspeccionó, y se lo enseñó a su amiga Lezea con quien había quedado para jugar.

Lezea ha puesto cara de sorpresa al ver la cadena, y le ha dicho que tiene que devolverla a su dueño. Pero Carlitos le dijo que él no sabía quién podía ser ese tal Daniel, y que en una ciudad tan grande no sería posible encontrar al propietario.

Los dos comenzaron a pensar otras ideas, algún uso que pudieran darle a aquel brillante tesoro.

Pensaron en venderla a aquellos hombres que paseaban por el centro de la ciudad con sus carteles amarillos que decían "Compro oro", esto no era oro, pero se le parecía, y a juicio de Lezea, era aun más bonito que el oro.

A Carlitos no le gustó la idea de vender la pulsera, ya que el dinero que sacara tampoco le pertenecería. Lezea le ha dado la razón.

Como no se les ocurría que hacer con el tesoro decidieron guardarlo en el cajón de Carlitos hasta que decidieran que hacer con él.

Se sienten indecisos.

Lezea esta noche ha soñado en dejar la pulsera en el mismo sitio donde Carlitos la encontró, con una nota que dijera"Si has encontrado esta pulsera debes devolverla a su dueño". Y quedarse a ver que ocurre. Pero no se lo va a decir a Carlitos, pues piensa que la tomará por loca.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: