prehistoria

Caries y mal aliento en la prehistoria

Según un estudio publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS) de Estados Unidos. Indicando que el 51% de los dientes de los adultos tenían caries. (Nuestros antepasados), los cuales ya sufrían de dolores de muelas y del mal aliento hace 15.000 años. Es decir mucho antes del comienzo de la agricultura y la producción de alimentos, que se vinculaba hasta ahora con la aparición de caries. Según lo revelado por los esqueletos encontrados en Marruecos. Los cazadores-recolectores que vivían en las cuevas de Taforalt en la región marroquí de Ouida, hace entre 13.700 a 15.000 años padecían notables problemas de higiene dental, reza el referido estudio.

Prosiguiendo; este porcentaje es con mucho mayor que la tasa de caries observada generalmente en los dientes de los cazadores recolectores que oscilaba de 0 a 14%, y se encuentra más cerca del nivel registrado en los agricultores prehistóricos, establece el estudio. Otros indicios hallados en el sitio sugieren que estos humanos prehistóricos recogían sistemáticamente bellotas y piñones, frutos secos ricos en hidratos de carbono fermentables, explican los investigadores, entre ellos Louise Humphrey, del Museo de Historia Natural de Londres, autora principal de este trabajo. Las bacterias probablemente consumían los carbohidratos que quedaban en los dientes de los humanos prehistóricos, pudriéndolos.

En su mayoría los ocupantes de esta cueva tenían caries y abscesos dentarios presuponiendo que deben haber padecido dolor de dientes y mal aliento, señaló en un comunicado Isabelle Degroote, profesora de antropología en la Universidad John Moores de Liverpool, que formó parte de esta investigación. El último análisis se realizó sobre un total de 53 adultos, cuyos restos fueron encontrados en la década de 1950, y en excavaciones más recientes, iniciadas en 2003.

Los científicos utilizaron espectrometría de masa para datar los restos y, potentes microscopios para identificar los fósiles de material vegetal, entre ellos bellotas, piñones, bayas de enebro y pistachos. Las bayas silvestres también afectan la salud bucal. La frecuencia y la gravedad de las caries observadas en este grupo de humanos prehistóricos, muestran realmente que comer plantas silvestres puede ser tan perjudicial para la salud dental como los alimentos que contienen azúcar en las sociedades modernas, dijo.

paleolítico

Las bacterias que causan las caries, para multiplicarse dependen de la presencia de carbohidratos fermentables en los dientes, como los encontrados en cereales producidos por los agricultores. La infección se produce por medio del contacto íntimo entre las personas.

Esta es la primera vez que documentamos este conjunto de comportamientos en la cultura Ibero-Mauritana, que prosperó en el Magreb en el Mesolítico, dijo Humphrey. Es la primera evidencia documentada de explotación sistemática de recursos vegetales silvestres en los cazadores-recolectores de África. Los ibero-mauritanos habitaron Taforalt hace unos 13.000 a 15.000 años. Se pueden describir cómo complejos cazadores-recolectores, que realizaban elaborados entierros de sus muertos, usaban pedruscos para preparar la comida y, se dedicaban a la recolección y almacenamiento de nueces silvestres, según mantiene el estudio.

Este trabajo sugiere también que, estos grupos de cazadores-recolectores habrían desarrollado una vida más sedentaria de lo que se suponía, enfatizan los investigadores. Estos paleontólogos acotan que; este hallazgo coloca en duda la hipótesis sostenida hasta ahora de que las caries dentales probablemente comenzaron con la agricultura, hace unos 11.000 años.

En la actual sociedad (sociedad moderna), la mala higiene bucal está vinculada a diversidad de problemas de salud cómo, las enfermedades cardiovasculares, lo que podría ser causa de la alta mortalidad en las poblaciones de cazadores-recolectores prehistóricos, según la opinión de los autores de este trabajo.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: