Mucha gente del pueblo de Bélmez se hace la misma pregunta, después de conocer la noticia de que el Ayuntamiento proyecta construir un museo sobre las caras aparecidas en este pueblo. Algunos opinan que el dinero hace falta para otras cosas. Otros están de acuerdo, creen que traerá turismo. Ante la polémica, la diputación matiza: se trata de un  edificio cultural de multiples usos, entre sus dependencias contará con una sala dedicada a las caras de Bélmez. Allí se expondrán las fotos de las "caras" y se podrán oir algunas de las psicofonías del supuesto misterio.

 

Lo sorprendente de este museo, que empezará a construirse este verano, es que se financia con dinero público. En concreto 850.000 euros,  de los que el 70% serán fondos Feder de la Unión Europea a través del Programa Operativo Local, el 25% lo aportará la Diputación y el 5% restante el Ayuntamiento.

En Bélmez  de la Moraleda los vecinos están divididos, entre quienes quieren el museo como un reclamo turístico, entre ellos el alcalde Pedro Justicia, y los que lo ven como una inversión absurda e inoportuna en tiempos de crisis.

Haciendo un poco de historia de este famoso pueblo, todo empezó el verano de 1971, en que en un hogar humilde del pequeño pueblo de Bélmez de la Moraleda, en Jaén, la familia Pereira observa atónita como una mancha en el suelo de su casa  va formándose poco a poco hasta que aparece un rostro humano. A partir de aquí podríamos concluir con que todo era fruto de la humedad, pero todo cambia cuando en la casa aparecen caras nuevas.

 

En un principio el señor Pereira intentó quitar aquella primera mancha y lo corrigió. Pero al cabo de un mes apareció otra vez la mancha nuevamente. En esta ocasión el matrimonio decide extraer el trozo de suelo con la cara y lo conservan enmarcado. A partir de aquí la familia notifica al Ayuntamiento lo ocurrido e intentan darle una explicación. El Ayuntamiento manda excavar el subsuelo de la casa, pero solo encuentran huesos. ¿Porque huesos?. La casa de los Pereira está situada encima de un antiguo cementerio que data del siglo XVlll.

Este hecho añadió más misterio a las apariciones de las caras. Aparecieron por el pueblo reputados parapsicólogos que realizaron psicofonías donde se oyen gritos, llantos, etc. También muchos quisieron demostrar la falsedad de las caras, pero no se pudo demostrar que hubiera  la mano humana, pues no había cloruro sódico ni olle ni cualquier otra sustancia como se había insinuado.

Otro de los fenómenos sorprendentes es que durante tres meses se precintó la vivienda para comprobar la veracidad de los hechos, la casa permaneció cerrada y vigilada y se fotografió el suelo por trozos. Pasado ese tiempo se abrió y la sorpresa del notario fue enorme al comprobar que no sólo habían aparecido nuevas caras, sino que las que ya estaban se habían perfilado y movido de sitio.

Ha pasado mucho tiempo, la dueña de la casa ha muerto y las caras, dicen, han perdido algo de intensidad pero sigue ahí. Hay teorías para todos los gustos, pero el caso es que las caras siguen hoy en día siendo un misterio sin explicación.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: