Contratar

Una clave importante para hacer crecer tu negocio, es entender que muy rara vez esto se puede hacer sólo. Todos, absolutamente todas las personas tienen habilidades que si son bien enfocadas pueden producir buenos resultados. Contratar al personal correcto, puede llevar a tu negocio o compañía al próximo nivel; por lo tanto si la persona que entrevistas tiene estas 3 características, deberías contratarlo de inmediato.

Paciencia

Nada en la vida que valga la pena, viene por arte de magia. El hacer crecer tu negocio (y cualquier otra cosa en realidad) no es algo que se puede hacer de la noche a la mañana, se debe hacer el trabajo de hormiguita y lidiar con todas las barreras que se puedan presentar. Por lo tanto, tener paciencia es una habilidad y virtud que debe ser atesorada. Si un empleado no tiene paciencia, no tendrá la voluntad de hacer el trabajo requerido para hacer crecer tu negocio.

Contratar 3

Mantener su Palabra

En el mundo de los negocios es muy fácil saber quien es una buen o mal comerciante. Aquel que no mantenga su palabra, estará condenado al fracaso. Para todo hombre o mujer de negocios, su palabra es su mejor divisa, puesto que dependiendo de lo que prometa muchos proveedoras pueden hacer mucho dinero, o perder sus clientes a la competencia. De la misma manera, si tu empleado tiene palabra, esto habla de su carácter y su integridad, estas características prueban ser muy valiosas en un empleado que es de tu entera confianza y a quien le puedes delegar tareas muy importantes.

Empatía

La mayoría de los expertos, concuerdan que a la hora de resolver un problema en el mundo de los negocios, es ideal escuchar a tus empleados. Son ellos quienes se encuentran dentro de las trincheras y los que poseen información veraz de primera mano sobre lo que está sucediendo; por lo tanto, desarrollar una buena empatía con tus empleados para escucharlos, puede ser la decisión más inteligente que puedas hacer en tu vida, pues tu negocio puede depender de ello.

Contratado 3

El contratar empleados es un gran paso para todo negocio o empresa; tradicionalmente, predominaba la visión económica donde el empleador fija un sueldo o remuneración a un empleado por un servicio determinado desarrollando una relación contractual impersonal. Pero las grandes compañías y negocios están cambiando, entienden que tanto el empleado como el empleador, se desarrollan dentro de un sistema simbiótico donde ambos salen ganando. Esta nueva relación presenta nuevos esquemas donde las habilidades de la personas que contratemos, tienen repercusión directa en como presentamos nuestro negocio. Esperamos que estas tres características, te ayuden a seleccionar a la persona correcta que te acompañe a elevar tu negocio al próximo nivel.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: