fotografia

El consumo de caracoles es muy antiguo, y su consumo es muy sano por la poca cantidad de grasa. Pero su mayor valor nutritivo es la calidad de sus proteínas las cuales tienen el 98% de los aminoácidos esenciales para el ser humano. La mayor parte de la carne del caracol está formada por agua, y es rica en minerales y vitaminas.

Consumir caracoles de granja es de alto valor nutritivo ya que su comida está compuesta de zanahorias, acelgas o calabazas. Les suministran también plantas aromáticas como tomillo y romero y el caracol obtiene un rico sabor.

 

fotografia

fotografia

fotografia

fotografia

fotografia

Ingredientes:

1 kg de caracoles

1 cebolla grande

3 dientes de ajos

3 o 4 pimientos cayena

1 lata de tomate frito

2 vasos de vino blanco

Aceite de oliva

Preparación:

1º Limpiar bien los caracoles, hervirlos y dejarlos escurrir.

2º En una cazuela poner aceite de oliva y dorar la cebolla y los ajos laminados.

3º Añadir el tomate, la cayena desmenuzada y el vino.

4º Por último añadir los caracoles  y remover.

 

 

 

fotografia

Aunque los caracoles se pueden comprar en cualquier supermercado, una actividad muy gratificante y sana es ir al campo a coger caracoles tras un día de lluvia. Las personas que residen en pueblos la suelen practicar de vez en cuando, no así los de ciudad puesto que no siempre se pueden desplazar y por ello esta práctica poco a poco se va perdiendo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: