fotogarfia

De estilo gótico, el Real Monasterio de Santa María de Pedralbes se encuentra en Barcelona y fue fundado por el rey Jaime II y su esposa Elisenda de Moncada en 1326. Destaca en este lugar la capilla de San Miguel que contiene importantes pinturas de Jaume Ferrer Bassa realizadas sobre 1346 y que tras ser restauradas se encuentra abierto al público lo que aporta un atractivo más a los muchos que ya tiene la ciudad condal.   

fotogarfia

fotogarfia

La pequeña capilla de San Miguel tiene 20 metros de diámetro con unos maravillosos frescos del siglo XIV únicos en su estilo que fueron encargados por la abadesa que era a su vez sobrina de la reina Elisenda de Moncada. Esta capilla que ha sido restaurada presenta en su parte frontal el Triunfo de la Virgen y escenas de la Pasión de Cristo. Anteriormente estos frescos solamente se podían ver detrás de un cristal lo que hacía que parecieran escenas nocturnas mientras que tras su restauración los colores destacan con toda luminosidad.

fotogarfia

El Monasterio de Pedralbes estuvo en su origen amurallado pero actualmente solamente se conservan dos torres de vigilancia y dos puertas por donde se entra al recinto. En uno de los laterales del claustro se encuentra el sepulcro de la reina Elisenda de Moncada que murió sin descendencia.

Las pinturas de la Capilla de San Miguel realizadas por Jaume Ferrer Bassa son una muestra de la gran influencia que este artista recibió del pintor italiano Giutto ya que permaneció durante un tiempo en Italia y disfrutó de su amistad. Ferrer Bassa trabajo mucho para la Corona de Aragón y por diferentes reyes y personalidades de la corte y estuvo muy considerado muriendo por causa de la peste así como su hijo Arnau Bassa que era también su discípulo.

fotografia

fotogarfia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: