Durante el útima mitad del siglo XIV, en España la alternancia politica es cosa pactada entre los dos partidos mayoritarios, que se repanten asi poder y prebendas. CÁNOVAS de Benito Perez Galdos es un reflejo de la época.

Don Tito nos introduce de su mano en el teatro político de la España de mediados del siglo XIX. El gobierno que preside Sagasta se encuentra contra las cuerdas. Llegan malas noticias de las colonias de Cuba y Filipinas, y ha empezado a propagarse el rumor que la restauración de la monarquía sucederá en poco tiempo.

Es mas, en la ciudad de Sagunto, el general Martínez Campos ya ha proclamado de forma oficiosa al príncipe Alfonso de Borbón como nuevo rey de España. En este tiempo revuelto no tardara en emerger y destacar la figura de un político hábil y astuto, Cánovas, que gracias a poseer un talento retórico excepcional y a la solidez de su pensamiento convertirá paso a paso en realidad los sueños de restauración borbónica al impulsar y dirigir la Constitución de 1876 y sentar las bases de un sistema equidistante tanto de los desmanes republicanos como de los excesos del reinado de Isabel II. El sexenio revolucionario fue un paréntesis del proceso histórico de la monarquía borbónica.

Mientras la democracia parlamentaria de Cánovas se abre paso, Don Tito tiene sus propios problemas personales. En un acto público le presentan a la hermosa Casiana, que no solo pertenece a una extracción social baja, sino que también es analfabeta.

Don Tito acoge a Casiana bajo su tutela y empieza a ocuparse de su educación. A cambio, Casiana de descubrirá un mundo del que ni siquiera tiene sospecha: el del autentico pueblo, sometido por la miseria y la falta de expectativas.

También soplaban nuevos aires en la vida pública española, asomaban al panorama político los republicanos y los demócratas, y  con Cánovas, se elaboro una Constitución presidida por el sufragio universal. Asimismo, quedo claro el amplio rechazo a Isabel II ya que sus tropelías políticas fueron numerosas e importantes, por lo que su vuelta no era ni posible ni recomendable, ni lo que queria Cánovas.



Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: