fotografia

Asturias es un paraíso verde con infinidad de pueblos con paisajes que enamoran y uno de los más bellos es Cangas de Onís, una de las villas que va en cabeza de los pueblos más buscados por los amantes del turismo rural. Capital del reino de Asturias hasta el año 774, el rey Don Pelayo se estableció en esta ciudad con su tropa y lideró la lucha contra la ocupación musulmana que dominaba el norte. En este entorno tuvo lugar la batalla de Cobadonga donde Don Pelayo venció a las fuerzas musulmanas y alcanzó el prestigio para permanecer independiente fundando el primer reino cristiano.

fotografia

fotografia

Según cuenta la historia, tras la victoria de la Batalla de Cobadonga Don Pelayo eligió Cangas de Onís como la capital del reino. Mucho más tarde y durante la Guerra de la Independencia la villa fue ocupada varias veces por las tropas francesas resultando muchos soldados muertos por ambos lados ya que las luchas fueron muy encarnizadas, expulsando finalmente a las tropas napoleónicas. En la mitad del siglo XIX una compañía inglesa abrió la mina de Buferrera lo que trajo muchos puestos de trabajo y mucha prosperidad a la zona.

fotografia

Pero nuevamente otro golpe tuvo que sufrir esta zona de España al estallar la Guerra Civil Española pues Cangas de Onís fue bombardeada varias veces y los republicanos volaron los puentes del río Sella. Una vez terminada la guerra esta localidad sufrió muchas represalias por parte del bando nacional por lo que sufrió una dura posguerra. Las visitas al santuario de Cobadonga, a los lagos de Enol y Encina o visitar pueblos encantadores como Ribadesella, Llanes, Cabrales, etc, son rutas que atraen en la actualidad a mucho turismo de montaña fascinados por el paisaje y también por la gastronomía y el regalo para el paladar que son los quesos y la sidra.

fotografia

fotografia

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: