El cáncer sigue siendo una causa importante de muerte. Sin  embargo algunos tipos de cáncer son curables y los expertos creen que una nutrición adecuada puede evitar muchas formas de este mal.

El Cáncer sigue siendo una enfermedad que sigue causando muchas muertes en el mundo. El pulmonar es uno de los tipos más comunes y, si no es detectado a tiempo, causa la muerte. Otra forma común es el cáncer de piel, que pocas veces es fatal. Hoy en día muchos cánceres pueden ser tratados con  éxito.

En Argentina, las formas de cáncer más comunes son el de  mama en las mujeres y el de próstata en los hombres. En segundo lugar está el de pulmón  y en tercero, el de  hígado. El cervicouterino ha disminuido su influencia. En cuanto al cáncer gástrico, menos frecuente en la Argentina, se cree que la bebida, el tabaco y los hábitos alimentarios inadecuados contribuyen a su incidencia.

Ajo: ¿posible defensor?

El ajo y las cebollas, cuyas propiedades medicinales se conocen desde hace mucho tiempo, podrían ser aliados en la lucha  contra el cáncer .Estudios realizados en China sugieren  que estos prductos pueden reducir el riesgo de tumores. Un estudio en 16.000 chinos demostró que las personas con mayor consumo de ajo  tenían menos riesgo de padecer cáncer de estómago.

Existen pruebas de que algunos alimentos brindan cierta protección contra el cáncer, de que el consumo reducido de éstos  aumenta el riesgo de padecerlo y de que hay otros que contienen agentes carcinógenos que estimulan la aparición de tumores. se cree que la alimentación  está relacionada con la causa  de una tercera parte de todos los tipos de cáncer: sin embargo, como la enfermedad puede tardar hasta 30 años en manifestarse clínicamente, es difícil establecer una relación de causa y efecto.

COMO SE EXTIENDE EL CÁNCER:

Normalmente ,las células del organismo crecen y se reproducen de manera ordenada: cada una de ellas desempeña una función específica. En contraste, las células cancerosas proliferan rápidamente sin seguir ningún tipo de patrón establecido.

El cáncer puede ser ocasionado por daño en el material genético de las células. Esta etapa, conocida como iniciación, puede ser desencadenada por factores externos: entre los más importantes están las radiaciones,las infecciones virales y algunas sustancias químicas. Las células cancerosas no desempeñan ninguna función normal y sólo invaden y destruyen el tejido adyacente de manera aleatoria, a medida que se convierten en tumores. A menudo se diseminan a través de la sangre y de los vasos  linfáticos desde el sitio en que aparecen hasta partes distantes del organismo, donde pueden formar tumores secundarios o metástasis.

EL DAÑO DE LOS RADICALES LIBRES:

Un desequlibrio de RADICALES LIBRES  establece las condiciones idóneas para que se desarrollen algunos tipos de cáncer. Los radicales libres se forman durante los procesos químicos del organismo y son parte  de su mecanismo natural de defensa. La exposixión a las radiaciones, la contaminación y ciertos alimentos aumentan su producción. cuando esto ocurre, los radicales libres dañan las células sanas, las cuales pueden hacerse cancerosas. Algunas vitaminas y minerales, conocidos como ANTIOXIDANTES y destructores de radicales libres, contrarestan el efecto de dichas sustancias.

La alimentación puede desencadenar la iniciación del cáncer  a través del suministro de carcinógenos, pero también puede ofrecer agentes que bloqueen los efectos de éstos. El sistema inmunológico debe reaccionar de inmediarto contra  las  células mutantes y evitar que se desarrolle el cáncer, pero un sistema inmunológico afectado por una mala alimentación podría permitir que el cáncer se desarrollara.

La alimentación también afecta la producción de hormonas, que asimismo pueden favorecer la rapidez con que se desarrolle el cáncer. Aunque las grasas son una fuente importante de energía, en exceso han sido relacionadas con algunos tipos de cáncer. Asegúrese  de que las grasas no aporten más del 35% del total de su consumo diario  de calorías. Las grasas saturadas, la mayoría de las cuales derivan de productos animales, son posibles responsables. El consumo elevado de grasa animal lleva al hígado a producir grandes cantidadesde bilis y, , como las bacterias presentes en el intestino actúan sobre ella, se producen pequeñas cantidades de carcinógenos potenciales. Quitar la grasa de la carne reduce el riesgo, pero aún así existen razones para abstenerse de comer cualquier producto animal, pues los vegetarianos vegan, que no  consumen carne ni productos lácteos,y que tienen menos riesgo de contraeer cáncer del intestino grueso que quienes comen carne.

Una dieta alta en grasas y baja en fibras puede causar sobrepeso y cambios en el funcionamiento intestinal como estreñimiento, lo cual puede favorecer el riesgo de contraer cáncer. Por ejemplo, el cáncer  de útero, de la vesicula biliar y de la glándula mamaria son más comunes entre personas obesas. También  se piensa que algunas técnicas  de cocción estimulan el desarrollo del cáncer. El quemar los alimentos cuando se asan , se rostizan o   se cuecen a la parrilla pueden producir  grandes cantidades de sustancias potencialmente carcinógenas. Por esta razón , es recomendable no comer las partes quemadas. Algunos tipos de  moho  también son carcinógenos, por lo que  deberá evitar los alimentos que los contengan.

Consuma moderadamente embutidos, carnes frías y tocino. Estos productos  contienen no sólo sodio sino que además están conservados con nitritos y nitratos, los cuales reaccionan con ciertos  constituyentes de los  alimentos, llamados aminas, para formar nitrosaminas, sustancias que se han relacionado principalmente con el cáncer de estómago.

Muchas otras sustancias, como los plaquicidas, la hormona de crecimiento, los  antibióticos, los ablandadores, los saborizantes , los conservantes, los estabilizadores y los tintes, son añadidos  a los alimentos durante el cultivo o procesamiento de éstos, no existen pruebas contundentes  de que estas sustancias sean responsables del cáncer, pero aun así es posible que usted desee consumir alimentos que no contengan ninguna sustancia artificial.  En la actualidad existe una gran variedad de alimentos orgánicos.

LA FUNCIÓN DE LAS VITAMINAS:

Es importante que se  asegure de que su  dieta tenga el suministro adecuado de vitaminas antioxidantes A, C Y E, que eliminan los radicales libres. Se dice que la vitamina A, además , tiene propiedades específicas antitumorales. Esta vitamina se halla en los menuditos ,en las vísceras y en el aceite de hígado de pescado. Pero tal vez para algunas personas sea más recomendable obtener los beta carotenos que el organismo transforma en vitmaina A) de frutas y verduras de colores llamativos. Algunos estudios  recientes han relacionado las dietas que contienen estas verduras  con una reducción  en la incidencia de cáncer pulmonar, vesical, de mama y cervicouterino.

La vitamina C, presente en frutas  y verduras frescas, es una especie de" barrenderoy un poderoso antioxidante. También actúa para evitar que se formen nitrosaminas e el estómago.

La vitamina E protege los tejidos grasos y las células, y ayuda a mantener  un corazón sano. Los bioflavonoides , presentes en algunas frutas y verduras incluyendo uvas y cítricos, también tienen propiedades antioxidantes. La riboflavina(B2) parece tener un papel importante en la prevención de los tumores de esófago y, junto con la vitamina B6, ayuda a metabolizar los cancerígenos potenciales. Se sabe que una deficiencia de folato aumenta  el riesgo de cáncer de cuello de útero.

El selenio es un oligoelemento presente en huevos, mariscos, meuditos, frutas y verduras cultivadas en suelos ricos en selenio- es un potente  antioxidante que trabaja en conjunción con las vitaminas A, C y E . La deficiencia de selenio está asociada con un riesgo elevado de ciertos tipos de cáncer. Este riesgo aumenta sí , además , hay un consumo bajo de vitamina E.

 

 

 

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: