Todos los tipos de CÁNCER pueden llegar a ser letales para las personas si no son tratados correctamente y con rapidez. Es evidente que la predisposición hereditaria que tenemos las personas a padecer ciertos tipos de cáncer no puede evitarse, pero hay otras causas que deben tenerse en cuenta.

El CÁNCER DE COLON acepta indistintamente a hombres y mujeres. Normalmente se suele relacionar con los hábitos alimenticios. Una dieta rica en fibra y que evite el exceso de grasa puede prevenir en cierta manera esta enfermedad. Una persona que fuma tiene más posibilidades de desarrollar cáncer de colon o de cualquier otro tipo.

Lo principal es la revisión médica. Si se encontrara sangre en las heces, aunque la mayoría de veces es por pequeñas fisuras o hemorroides, sería recomendable consultarlo con un profesional. La COLONOSCOPIA es una técnica muy sofisticada que tiene un pequeño riesgo de perforación, pero vale la pena arriesgarse. Además es una exploración que, hoy en día, con la modernización de los aparatos es mucho más cómoda que hace unos años, el procedimiento se realiza con anestesia.

De todas formas para más información: se ha de tener especial cuidado si se tiene más de sesenta años, se tienen pólipos colorectales, si se tiene alguna úlcera intestinal. Y es imprescindible asistir al médico si: si se siente un dolor en la parte baja del abdomen muy fuerte, si se ve sangre en las heces, si se tiene diarrea y estreñimiento sin razón aparente y si se pierde exageradamente peso.

En general, las enfermedades importantes como ésta provocan molestias y dolores, pero el individuo tiene que ser capaz de afrontar la realidad y no tener miedo. Es hora de que la sociedad vea el cáncer como un conjunto de enfermedades que muchas veces son curables y que no siempre implican un desenlace mortal si sabemos afrontarlas.

Cáncer de colon: causas y prevención

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: