En el verano verano de 2010 pasé unos días en Italia, recorriendo algunas de las ciudades más importantes del norte y centro del país. Una de esas ciudades fue Florencia, y uno de sus principales atractivos es el CAMPANARIO DE GIOTTO, Campanile di Giotto, en italiano.

La Catedral Santa Maria del Fiore, de Florencia, es uno de los atractivos turísticos más importantes de la ciudad, sobre todo su cúpula, construida por Brunelleschi (y además, en su parte más alta cuenta con una bola dorada en la que también trabajó el genio Leonardo da Vinci).

Pues justo al lado de esta catedral, pegadito a ella se encuentra el campanile (era habitual que el campanario fuera una pieza separada e independiente de las catedrales), el campanario hecho por el artista italiano Giotto di Bondone.

Se trata de una torre cuadrada de mármol blanco con decoraciones en color que se ve desde diferentes puntos de la ciudad y que data del siglo XIV.


No sirve de mucho, en este caso, lo que yo pueda decir... ésta es una obra que hay que contemplar en in situ. Sólo estando delante del campanario, en la Plaza de la Catedral de Florencia, se puede entender por qué esta obra de arte se considera como uno de los elementos arquitectónicos más bellos de la ciudad.

Campanario de Giotto

Aquí se puede observar el campanario de Giotto con la catedral al fondo. Se puede apreciar también la bola dorada (en realidad es mucho más grande de lo que parece), en la que trabajó Da Vinci. Y por supuesto, la cúpula de Brinelleschi que también se puede visitar por dentro.

Campanario y catedral

Finalmente, una instantánea de la catedral y el campanario por la noche. Es, sin ninguna duda, un elemento que os cautivará en cuanto lleguéis a la ciudad, aunque, por supuesto, Florencia tiene mucho más que ofrecer...

Campanario de noche

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: