El mundo de la MODA vuelve a ser noticia y en esta ocasión ha sido Zara, del grupo Inditex, quien ha sembrado la polémica. Para muchos ha sido un hecho anecdótico que sirve para mantener la fama en el mercado dando a conocer el producto. Para otros un simple suceso puntual que recuerda quien maneja los hilos en la industria.

La temporada se ha iniciado con la salida al mercado de una CAMISETA para niño con un diseño de rayas blanquiazul y el bordado de una estrella de seis puntas amarilla que ha conseguido que para muchos evocara el atuendo que vestían los prisioneros judíos en la época NAZI. Esta ropa servía para marcar a los cautivos en los campos de concentración.

La queja se ha originado desde medios de comunicación israelíes quienes defienden y aseguran que la prenda infantil reproduce a la perfección ese momento de la historia que muchos de ellos prefieren olvidar. La compañía no ha tardado en disculparse desde su cuenta de twitter, pero manteniéndose fiel a sus convicciones, se ha defendido argumentando que la intención de la multinacional nunca ha sido poner a la venta un artículo que recordara un momento tan lamentable del pasado.

En esta línea, su idea-según dicen- era emular la estrella de sheriff que tantas veces ha aparecido en las películas americanas de farwest y que el color y el tipo de diseño no son más que una casualidad. Desde la tienda online la empresa no ha tardado más de un día en retirar el producto de la venta al público, conciliando así su hegemonía como una de las compañías de más alcance internacional.

Esta polémica se suma a la noticia ocurrida hace unos meses en la que la empresa Primark al inicio del verano puso a la venta un bikini con relleno para niñas. El artículo fue retirado del mercado.

Una camiseta con mucha polémica

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: